Ana María Martínez se ha dedicado durante 27 años a envasar hortalizas en empresas comercializadoras de Almería y denuncia en primera persona la práctica del reetiquetado: "Lo he vivido y hace tiempo que lo he hecho, he hecho calabacín que nos lo han puesto en cajas con etiqueta de Marruecos y lo hemos metido en mallas para venderlo con la etiqueta de aquí".

Ella denuncia que las trabajadoras no pueden "hacer nada" aunque no estén "de acuerdo" con esa práctica fraudulenta. De hecho, dos envasadoras que no han querido revelar su identidad, han asegurado a Chicote que se juegan "mucho" denunciando estos hechos.

"Sabemos que hay una lista negra en los almacenes y tenemos miedo a no volver a trabajar. Nos han obligado a cambiar la etiqueta", aseguran estas trabajadoras, explicando que cuando cambian las cajas del producto, las marroquíes se las llevan a la compactadora para eliminarlas.

Otro momento relacionado

Tras conocer las denuncias, cómo funciona esta estafa y a algunas de las víctimas, Chicote accede a una nave de una comercializadora de frutas y verduras de Almería para preguntar acerca del fraude del reetiquetado. Tras haber sido invitado por el propietario a pasar, otra de las responsables ha increpado a gritos al cocinero. "¡Yo no he cambiado el etiquetado de nada!", le dice al chef.