Pablo Iglesias explica en laSexta Noche que las amenazas de muerte que han recibido Fernando Grande-Marlaska, la directora de la Guardia Civil y él mismo "son unas amenazas serias".

"Me llamó personalmente el ministro del Interior y me confirmó que no son como las que recibimos todas las semanas, que esto es otra cosa", ha confirmado el líder de Unidas Podemos en laSexta Noche.

Iglesias, que confía en que haya detenciones por estos hechos, por los que ha admitido su preocupación, ha aseverado que "esto se tiene que parar ya". "Estamos preocupados, atacaron una sede nuestra con cócteles molotov y no ha habido ninguna detención", ha apuntado el candidato a las elecciones del 4M.

"Estamos viviendo una situación de incremento de la tensión, de incremento de la violencia que es enormemente peligrosa", ha advertido también el líder de la formación morada, que sostiene que "el fascismo está poniendo en peligro nuestra democracia. "Esto los demócratas lo tenemos que parar", ha sentenciado.

En cualquier caso, a juicio del candidato de Unidas Podemos, la banalización de esas amenazas es "inaceptable" y lo ocurrido en el debate de la 'Cadena SER', que abandonó ante el cuestionamiento de Rocío Monasterio de su veracidad, "fue una situación muy desagradable". Su reacción, marchándose, "fue un 'ya esta bien'", ha defendido, indicando que "hay que plantarle cara a determinadas cosas".

"Para mí el día de ayer fue un día difícil", ha reconocido Iglesias, que ha señalado que "es muy duro" recibir cuatro balas "en las que que no solamente te señalan a ti y a tu pareja" sino también a sus padres.

"Eso es muy duro y llegar a un programa de televisión y que te digan que la candidata de la ultraderecha no cree lo que estamos diciendo, que nos estamos inventando esas amenazas, eso no se puede consentir, y creo que hicimos lo que había que hacer", ha zanjado.