Isabel Díaz Ayuso, candidata del Partido Popular a la reelección para los comicios del próximo 4 de mayo en la Comunidad de Madrid, ha defendido las negociaciones iniciadas por su Gobierno regional para tantear la compra de la vacuna rusa Sputnik V. "Lo normal es pelear y dejarse la vida para que vengan todos los recursos para España, sobre todo en estos meses en los que no hemos tenido vacunas, y seguimos sin ellas", ha señalado en una entrevista en MVT.

El anuncio se ha conocido poco antes de que se inicie la campaña electoral, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha pedido a la dirigente madrileña más "seriedad" y "lealtad". "Lo único que pido es responsabilidad a todas las instituciones, lealtad, solidaridad y seriedad cuando estamos hablando de la vacuna", ha remarcado Sánchez.

A estas palabras ha respondido Ayuso en conversación con MVT durante un acto de precampaña en Alcalá de Henares: "Precisamente, lo desleal es cruzarse de brazos y no hacer nada, que es lo que le ha pasado al presidente del Gobierno desde que en junio dijo que la pandemia se ha acabado".

"No ha estado en los momentos más difíciles desde hace un año y viene ahora a hacer anuncios. Es él el desleal porque está usando la Moncloa para proponer unas vacunas a futuro que, por cierto, las trae la Unión Europea y la ponen las Comunidades Autónomas", ha insistido Ayuso.

La candidata popular y presidenta de la Comunidad de Madrid ha cargado contra Sánchez, considerando que "decidió desde el verano pasado no hablar nunca más de la pandemia y cuando lo hace es para vender y hacer anuncios electoralistas", haciendo referencia a la rueda de prensa que el presidente del Gobierno ha dado este martes para anunciar la llegada de un importante número de vacunas en los próximos meses.

"Me han llamado polarizadora, trumpista, me han puesto a parir"

Sobre la campaña electoral, Ayuso ha evitado pronunciarse sobre cómo afectarían los resultados electorales si los resultados de las encuestas prelecotrales se cumplen y Ciudadanos y Vox no consiguen los votos necesarios para apoyar a Ayuso.

Lo que sí ha señalado la presidenta autonómica es que no quiere que la campaña sea "agresiva ni bronca" porque si no se le va a hacer "muy larga". "Me han llamado tumpista, polarizadora, me han puesto a parir, y yo lo que estoy haciendo es hablar con los ciudadanos hacer mis propuestas y que los madrileños decidan", ha concluido.