El Gran Wyoming entrevistó en 'El Intermedio desde el sofá' a Andreu Buenafuente, quien afirmó que llevaba bien la cuarentena por el coronavirus. "Todo lo bien que se puede estar en esta situación, tampoco es para tirar cohetes", matizó el presentador.

"Todavía tenemos ese decoro, también lo noto en ti, que a pesar de estar en casa nos arreglamos, nos afeitamos, nos peinamos... eso dice mucho en nuestro favor en estos momentos de dejadez", afirmó el presentador a El Gran Wyoming, con el que no dudó en intercambiar una serie de afiladas puyas: "¿No tenías ropa de este siglo para ponerte?".

Para Buenafuente, un elemento fundamental para sobrevivir al aislamiento está siendo la música. "Siempre he querido mucho a los músicos, tengo devoción por ellos, pero en estos momentos nos están sacando de un atolladero emocional acojonante", afirma. "La música me está salvando", sostiene.

Pero, además de musical, el presentador tiene vocación de pintor. "Este es mi refugio, aquí en esta mesa es donde me pongo a pintarrajear, a hacer ilustración, dibujitos...", confiesa. "Forma parte de mi vida y ¿sabes lo que me relaja montón? que no tengo que demostrar nada", revela. "Pinto para regalar, es lo que me hace más feliz del mundo".

Por último, Buenafuente accedió a concluir la entrevista recreando el tierno beso que ya se dieron él y el Gran Wyoming en otra ocasión. Eso sí, esta vez de forma telemática y a pantalla partida.