Oriol Junqueras ha respondido en Al Rojo Vivo a las acusaciones que vertió Carles Puigdemont sobre ERC, tratándoles de traidores y desleales en un libro. "No me duele nada, ni me sorprende, ni me preocupa, al contrario", ha señalado en la primera entrevista que concede tras salir de prisión.

El condenado por el procés apunta que está "a favor de que todo el mundo se exprese como quiera" y destaca que "cada uno vive las cosas como las vive y las cuenta como las cuenta": "Depende del momento en el que estás las cuentas de una manera o de otra".

"Yo lo que haré es trabajar para que todos los exiliados -desde Puigdemont a Marta Rovira- puedan regresar en libertad. Estaría encantado de ir yo a Bruselas a recogerle, a acompañarle, a venir juntos, a bajar juntos de un avión", ha señalado sobre el expresident fugado.

En esta línea, Junqueras ha apuntado que respeta "las opiniones de todo el mundo". "Si alguien quiere expresarse en esos términos tiene todo el derecho a expresarse como quiera. Que los ciudadanos me juzguen a partir de lo que yo digo. Trabajaré para construir un futuro mejor para todo el mundo, también para el president Puigdemont, para todos los exiliados", ha dicho.

El exvicepresident asegura que la situación que viven los "exiliados" es "injusta, inmerecida, innecesaria, inútil y contraproducente para todo el mundo, también para España". Junqueras, además, ha asegurado que "nadie" le va dar "lecciones de independentismo".