El consejero de Salud de la Región de Murcia, Manuel Villegas, ha descartado su dimisión tras vacunarse junto con otros altos cargos. El mandatario ha afirmado en rueda de prensa que se ha vacunado a las personas que "trabajan en la pandemia", y que en el protocolo se contemplaba su vacunación: "Se ha tomado la decisión convencidos de que era la mejor", insiste.

Según Villegas, la vacunación se ha hecho sin ningún trato preferente. El representante justifica su inyección, así como la del resto de la Consejería, en el tercer punto del protocolo del Estado: "Ahí se recoge a otros tipos de personal sanitario", expresa.

No obstante, ante las preguntas de los periodistas, que han insistido en su dimisión, el mandatario ha optado por pedir disculpas: "Soy así. Pido perdón por la desilusión que ha podido causar mi comportamiento, pero ahora prima la unidad". En esta línea, se reafirma en su decisión de vacunarse: "El protocolo de vacunación apunta al personal sanitario. Yo soy sanitario, y de eso no me puedo desligar", sentencia.

En diversas ocasiones, Villegas ha insistido en que no ha habido "ningún trato de favor" en su vacunación: "Si hemos vacunado a todos los miembros de la Consejería de Salud es para evitar privilegios", apunta. También asegura que no se ha saltado ningún tipo de cola y que fue atendido a través de su inscripción en la página web habilitada para ello.

Ante el enfado que ha podido causar en los ciudadanos —por ejemplo, su inyección ha sido realizada por delante de la de algunas personas que superan los 80 años—, el mandatario asegura comprender la preocupación: "Es obvio que no estoy en primera línea. No pido disculpas por haber actuado de mala fe, pero entiendo que haya personas que me vean y digan 'uno más que nos ha defraudado', por eso insisto en las disculpas".

Junto con eso, Villegas ha asegurado que su futuro "no es la política", sino la clínica: "Eso es lo que me gusta, aquí estoy temporalmente", ha concluido.