El consejero de Salud de la Región de Murcia, Manuel Villegas, otros altos cargos de su departamento y funcionarios no asistenciales de la Consejería y el Servicio Murciano de Salud se han vacunado contra el coronavirus saltándose el protocolo. En esta primera fase de la vacunación, las dosis son para el personal que trabaja en centros sanitarios de cara al paciente.

Fuentes de la consejería han confirmado a laSexta la información adelantada por 'La Verdad' y aseguran que en la comunidad se vacuna a todos los profesionales que así lo solicitan. Afirman que el objetivo es evitar brotes en cualquier tipo de instalación sanitaria regional que trabaja en la gestión de la pandemia.

"En cuanto a los equipos directivos, forman parte de la estructura del SMS y consejería, y se vacunan aquellos que lo solicitan igual que el resto de profesionales, al igual que los equipos directivos de residencias", especifican las mismas fuentes.

Del mismo modo, defienden que se ha priorizado la vacunación de los sanitarios de primera línea, "y posteriormente, y de forma paralela, se vacuna al resto de profesionales que lo solicitan al ampliarse la capacidad de vacunación".

Ciudadanos y PSOE piden su dimisión

Ante la polémica generada, el secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha respondido a preguntas de 'Onda Cero' que no va a pedir la dimisión ni el cese del consejero de Salud.

Pero tanto Ciudadanos, socio del Gobierno regional, como PSOE han pedido que se actúe frente a lo ocurrido. Ana Martínez Vidal, coordinadora autonómica de Ciudadanos en Murcia y Consejera de Empresa de la región, ha pedido ejemplaridad y ha tachado el comportamiento del consejero de "inadmisible". Afirma que por ello, "el consejero de Salud debe asumir su responsabilidad y dejar el cargo".

En la misma línea, Edmundo Bal, portavoz adjunto de la formación naranja, ha asegurado que su partido desconocía el escándalo y "exige su dimisión". "A los políticos nos toca dar ejemplo, no vergüenza", ha aseverado.

Por su parte, el PSOE denuncia en un comunicado "la impunidad del Gobierno regional que actúa como una mafia y se aprovecha de sus privilegios" para vacunarse.

Casos similares en otras comunidades

Desde que se inició la campaña de vacunación en España son ya 12 los políticos, en su mayoría alcaldes, que se han vacunado antes de que les correspondiese. Una vez conocidos los casos, el argumento más común es que lo hicieron para aprovechar dosis sobrantes.

Sin embargo, los expertos consultados por laSexta creen que se tendría que tener una lista de pacientes secundaria, con suplentes por si sobran dosis. Esta tendría que ser para pacientes crónicos, mayores de 80 años, luego de 65 o personas que por su trabajo estén expuestas al virus.