Bruno tenía 35 años y había llegado a Barcelona un día antes del atentado. Era italiano y estaba de vacaciones con su mujer y sus dos hijos. Murió en el atropello de La Rambla.

El atacante también acabó con la vida de Elke, una mujer belga de 44 años, empleada del servicio postal, que pasaba unos días en la ciudad condal con su marido e hijos. Entre los muertos también estaría un ciudadano portugués de 74 años y otro italiano de 25.

Uno de los países europeos más golpeados, a parte de España, sería Francia con 26 ciudadanos heridos, 11 en estado grave.

Julian tiene 7 años y está desaparecido. Se separó de su madre tras el ataque. Ella resultó herida y está ingresada.

También se encuentra en paradero desconocido un profesor de California. Él y su mujer estaban en una terraza tomando algo cuando la furgoneta irrumpió en el paseo.

Víctimas de más de 30 nacionalidades en un ataque terrorista en la tercera ciudad más visitada de la Unión Europea. Barcelona recibe cada año 30 millones de visitantes.

Desde fuera de España los medios han seguido al minuto lo sucedido en las últimas horas. Muchos han llevado los ataques en portada y han abierto informativos.

Desde el año 2000 hasta hoy, han muerto 574 personas víctimas de atentados yihadistas en suelo europeo.