España va a vivir más días de lluvias en gran parte del país en una semana que va a ser de todo, menos veraniega. Normalmente, a finales de agosto y principios de septiembre no suelen darse lluvias muy intensas, algo que no se cumplirá este año.

Eso se debe al anticiclón que hay en el norte de Europa que facilitará el paso de DANAs y de borrascas por la Península durante toda la semana. Esto traerá cantidades importantes de lluvia, excepcionales para estas alturas del año.

En el nordeste peninsular se podrán registrar de 50 a 100 litros por metro cuadrado, en el Cantábrico y el centro será entre 20 y 50 litros y en el resto de la Península el rango irá de 5 a 20 litros.

El huracán Ida enciende las alarmas en EEUU

El otro gran fenómeno meteorológico que hace saltar las alarmas es el huracán Ida que llega a Luisiana tras una rápida progresión hacia una de las mayores tormentas de lo que llevamos de año.

El Servicio Nacional de Meteorología ha asegurado que el daño potencial de Ida es tal que podría dejar la zona "inhabitable por semanas o meses".