Un jurado popular ha declarado por unanimidad culpable de asesinato a Adriana Carolina Ugueto Flebes, acusada de matar a su hija Carolina, de 5 años, de manera intencionada. Los hechos ocurrieron en enero de 2020, en la habitación de un hotel de Logroño.

Así, el jurado ha rechazado la suspensión de la condena y la posibilidad de que la acusada sea indultada, según consta en el veredicto que se ha leído en la Audiencia Provincial de Logroño.

La fiscal solicita para la imputada la prisión permanente revisable por un delito de asesinato con alevosía y con las agravantes de parentesco y por ser la víctima menor de 16 años. La acusación particular y la popular se han adherido a la petición fiscal, aunque han solicitado para el padre 390.000 euros.

Una vez que haya cumplido la pena, el Ministerio Público también solicita para la imputada la libertad vigilada durante 10 años, además de una responsabilidad por daños morales al padre de la niña de 200.000 euros.

Por su parte, la defensa de la madre ha pedido 20 años de prisión para la imputada, aunque, inicialmente, sostuvo que la autora de la muerte de la niña fue la abuela materna, antes de suicidarse en el Ebro, donde fue localizada horas después de hallarse el cadáver de la menor en la habitación del hotel.

Los hechos probados

El jurado ha considerado probado que a las 09:00 horas del 27 de enero de 2020, la Policía recibió una llamada que comunicó la tentativa de suicidio de una mujer y el posterior hallazgo del cadáver de la menor en la habitación del hotel a la llegada de los agentes al lugar.

Según los informes del estudio químico-toxicológico y los estudios forenses, la niña estaba "profundamente sedada" y su muerte fue provocada por "asfixia mecánica, por sofocación de obstrucción de las vías respiratorias". Ambos hechos, el jurado los considera probados.

No obstante, no ha quedado demostrado, según el jurado, que la acusada tuviera parcialmente disminuida su conciencia ni su voluntad el día de los hechos y sí que no padecía trastorno alguno, que afectara a su conciencia.

Una vez leído el veredicto, el juez dictará la sentencia, lo que se prevé que se produzca en los próximos días.