Nadie los reclama desde hace más de dos años y, desde hoy, forman parte del catálogo de productos que el Ayuntamiento de Madrid subasta en la página web Sala Retiro. Estos productos, que han estado depositados en la Oficina de Objetos Perdidos y en el Almacén de Villa, se han recopilado en 729 lotes según sus características.

Para que no haya lugar a confusiones, el consistorio explica en su portal que, cuando se encuentra un objeto perdido, su dueño tiene de plazo dos años para reclamarlos en la Oficina de Objetos Perdidos. Si en este tiempo no lo recoge, pasa a pertenecer a la persona que lo encontró, conocida como hallador. Si este último tampoco lo retira, el objeto pasa a ser de propiedad municipal. En ese caso, se le busca el mejor destino posible, reutilizándolo en los servicios municipales que lo requieran, donándolo en caso de no tener valor de mercado o, en el caso de que lo tenga, subastándolo. Como ocurre en este caso.

De este modo, los interesados pueden participar en su compra desde este miércoles, 5 de octubre, y hasta el 19 del mismo mes. ¿Qué piezas se pueden encontrar en estos lotes? Entre ellas hay relojes de distintas marcas por un precio de salida desde cinco euros hasta un Rolex de 1.500 euros; una pulsera de oro y diamantes, por 400 euros; una sortija antigua isabelina de plata y diamantes, por 300 euros; bolígrafos Montblanc desde diez euros; un saxofón, por 60 o un dron, por 20 euros.

¿Cómo participar en la subasta del Ayuntamiento de Madrid?

La subasta se realiza online a través de la página www.salaretiro.com. En ella, los interesados pueden obtener información con las imágenes y descripción y estado de conservación de las piezas de los lotes.

Asimismo, se podrán ver los lotes de forma presencial en las instalaciones de la sala de subastas, situadas en la avenida de Menéndez Pelayo 3 en el siguiente horario: de lunes a viernes, de 10:00 a 19:00 horas y sábados, de 10:00 a 14:00 h.

El precio de salida de los lotes es desde dos euros y el importe final que se obtenga de su venta se ingresará en la Tesorería Municipal para financiar los gastos del presupuesto municipal.