ABANDONARON A LOS ANIMALES Y UNO MURIÓ

ABANDONARON A LOS ANIMALES Y UNO MURIÓ

Condenan a prisión a una madre y un hijo por maltratar a dos perros que adoptaron

La Audiencia de Cantabria ha confirmado la condena de seis meses de cárcel para una madre y su hijo por maltrato animal. Adoptaron los animales y los dejaron abandonados en una casa, atados con una cadena de forma permanente y sin cuidados, lo que llevó a la muerte de uno de estos animales.

Perro abandonado
Perro abandonado | Archivo

La Justicia ha condenado a seis meses de prisión a una madre y un hijo por maltrato animal. Adoptaron dos perros de una protectora y los dejaron abandonados. Uno acabó muriendo.

La Audiencia de Cantabria ha rechazado el recurso de estas personas y ha confirmado la sentencia del Juzgado de lo Penal número 1 de Santander, que ya les impuso esta condena. Según se recoge en el apartado de hechos probados de la sentencia del Juzgado, que da por bueno la Audiencia, esta mujer y su hijo firmaron en julio de 2008 sendos contratos de adopción de mascotas con una protectora de animales. De acuerdo con esos contratos la mujer adoptó a un perro y su hijo a otro, y los trasladaron a un cobertizo en Treto (Bárcena de Cicero). 

Allí los tuvieron permanentemente atados con una corta cadena, sin apenas agua ni comida, rodeados de excrementos y sin recibir cuidados de desparasitación o asistencia veterinaria, ni siquiera la vacunación reglamentaria. Los animales estuvieron en esas condiciones alrededor de tres años, cuando miembros de la protectora fueron a recogerlos y los llevaron a una clínica veterinaria. 

Uno de los perros murió a las pocas horas en esa clínica a consecuencia de una cardiopatía motivada por la presencia de parásitos intestinales y por la situación de abandono generalizado que había sufrido. El otro perro tenía una marcada delgadez y atrofia muscular sobre todo en las extremidades posteriores, además de parasitosis intestinal. 

El Juzgado condenó a esta mujer y a su hijo por un delito de maltrato de animal doméstico a seis meses de cárcel, y a pagar los gastos de la clínica veterinaria y las costas procesales. La defensa recurrió este fallo frente a la oposición del Ministerio Fiscal y de la acusación particular, que ejerció la protectora. La defensa alegó indefensión y error en la valoración de la prueba, argumentos que desestima la Audiencia de Cantabria.

EFE | Madrid | 17/03/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.