Tras presentar el denominado "Plan de Transición hacia la nueva normalidad", Pedro Sánchez y su Ejecutivo han defendido su hoja de ruta este miércoles en la Sesión de Control al Gobierno ante las críticas de la oposición.

El líder del PP, Pablo Casado ha comenzado su turno preguntando a Sánchez su valoración con respecto a la situación económica y social en España, a lo que el presidente del Gobierno ha contestado que los datos de la EPA ofrecidos este martes "son lo suficientemente elocuentes".

Por eso, ha defendido, el Gobierno ha trabajado en tres líneas: en primer lugar en "una red de seguridad con avales ICO, ERTEs, ayudas a autónomos y ayudas a servicios sociales, atención social, viviendas y bonos sociales", en segundo lugar ha destacado la puesta en marcha del plan de desescalada para "poner el país otra vez en marcha" y por último en la reconstrucción social y económica que, ha dicho, se tiene que producir tanto en España como en Europa, por lo que ha animado a Casado a "arrimar el hombro".

"Puede seguir haciendo el ridículo pero no nos pida que lo hagamos con usted"

En su réplica, Casado ha criticado que el Gobierno no ha informado a la oposición del plan de desescalada o de la nueva ampliación del estado de alarma y ha acusado a Sánchez de mentir en varias ocasiones: "Mintió cuando dijo que se podían manifestar el 8 de marzo sin riesgo, mintió a los profesionales sanitarios cuando dijo que tendrían las protecciones, miente a la OCDE al dar datos falsos de los tests y miente sobre las cifras de fallecidos". Casado ha continuado preguntando a Sánchez cómo va a garantizar la desescalada "si no sabemos cuanto asintomáticos se van a tomar el vermú". "Puede seguir haciendo el ridículo pero no nos pida que lo hagamos con usted", ha advertido.

Ante la interpelación de Casado, Sánchez ha criticado su actitud "intransigente". El jefe del Ejecutivo ha asegurado que "hay salidas y salidas de la crisis" y ha destacado que "no va a servir como excusa para abandonar la transición energética, ni para recortar el estado del bienestar" y ha concluído que "puede ser ideología, pero sobre todo es un anhelo de justicia social".

Plan incoherente para CS

Por su parte, el portavoz adjunto de Ciudadanos en el Congreso, Edmundo Bal, ha vuelto a insistir en si el Ejecutivo va a reconocer errores en su gestión y qué valoración hace. Sánchez ha recalcado que ya han admitido errores en la Cámara Baja y ha señalado que los asume: "Hemos acertado en algunas y errado en otras, y los errores los asumo en primera persona".

Bal, en su réplica, ha pasado a criticar el plan de desescalada, sobre el que ha dicho, está "lleno de incoherencias" y ha criticado que a su parecer no es un plan serio.

Además, ha reprochado que no se está teniendo en cuenta al resto de fuerzas políticas: "A su plan le falta una fase, la fase de llamar a la oposición". Sánchez ha lamentado las palabras de Bal y ha animado a todos a hacer autocrítica, pero ha indicado que se queda con la mano tendida de su grupo para colaborar juntos en la reconstrucción política y social del país tras la crisis.

"Finiquiten el estado alarma, retornen las competencias a las comunidades autónomas y sobre todo dialoguen, consensúen"

Por su parte, el portavoz de ERC Gabriel Rufián, también ha cargado duramente contra el plan del Ejecutivo y ha pedido que devuelva ya las competencias a las Autonomías: "Le voy a ser muy claro y muy sincero: finiquiten el estado alarma, retornen las competencias a las comunidades autónomas y sobre todo dialoguen, consensúen"

Rufián ha destacado que no tiene ningún sentido el criterio territorial por provincias a no ser que "estén confinado patronalmente y desconfinando por competencias"."Son ya 47 días de estado de alarma, 47 días sin competencias y sobre todo sin diálogo, sin consensuar, sin coordinar, enterándonos de las cosas por ruedas de prensa", en esta línea Rufián ha preguntado cuanto le importa al Ejecutivo la legislatura y ha recordado que la alternativa a su apoyo "son aquellos que le regalarían como premio al trabajador del mes una mascarilla".

Confrontación entre Egea e Iglesias

También ha empleado un todo muy duro el secretario general del PP, Teodoro García Egea, que se ha dirigido al vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, para preguntarle por qué funciones ha asumido durante la gestión de la crisis.

Egea ha asegurado que el objetivo al frente del mando único en las residencias era "salvar vidas", no conseguir "un sillón en el CNI" para él y le ha acusado de que "bajo su tutela han muerto 16.000 personas mayores", que son "los niños de la posguerra, los padres de la Transición".

García Egea ha tachado su vicepresidencia de "inutilidad" y le ha solicitado que "ya que no ayuda, por lo menos no estorbe". El secretario general del PP también ha criticado el tono que emplea Iglesias en sus intervenciones, "su tono pausado de no haber levantado un puño en su vida" y ha asegurado mientras hubo un Pablo Iglesias que fundó el PSOE, él será quien lo destroce y arruine España.

El líder de Podemos ha recordado en su réplica los recortes y privatizaciones de los gobiernos 'populares' en la gestión de la sanidad y ha señalado que el PP merece "un contenido algo mejor que el que ha expresado usted". Igualmente, le ha pedido que no le "señale con el dedo" y ha asegurado que le seguirá tendiendo la mano "aunque no le guste el tono". "Aléjese de Vox y vuelva a la Constitución", ha terminado Iglesias.

Sánchez anunció este martes que la desescalada comenzará el 4 de mayo, tendrá cuatro fases que durarán dos semanas e irán sucediéndose si se cumplen unos determinados marcadores, por lo que si todo va según lo previsto el Ejecutivo estima que el plan se extenderá entre seis y ocho semanas.