DESDE EL PARTIDO SEÑALAN QUE SÁNCHEZ ESTÁ MUY RESPALDADO POR LAS BASES

DESDE EL PARTIDO SEÑALAN QUE SÁNCHEZ ESTÁ MUY RESPALDADO POR LAS BASES

El PSOE se abre a aplazar su congreso si lo piden las federaciones para "acompasar los tiempos del partido con los de España"

La dirección del PSOE está dispuesta a retrasar la celebración del 39 Congreso Federal del partido, previsto para los días 20, 21 y 22 de mayo, en caso de que la mayoría de las federaciones acepte mover la fecha para no interferir en el proceso de formación de Gobierno. "Si las federaciones piden aplazarlo, no hay problema, y si piden que se mantenga, adelante", declaran fuentes de la dirección. Además, recalcan que cualquier decisión que se adopte tiene que ser "por consenso".

Pedro Sánchez, en el congreso federal extraordinario del PSOE
Pedro Sánchez, en el congreso federal extraordinario del PSOE | EFE

Ferraz considera que la iniciativa de aplazar la asamblea debería partir de los territorios para evitar que pueda interpretarse que el cambio de fecha es un movimiento para favorecer al actual secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. "Si las federaciones piden aplazarlo, no hay problema, y si piden que se mantenga, adelante", apuntan fuentes de la dirección.

El núcleo duro de la Ejecutiva subraya que cualquier decisión que se adopte tiene que ser "por consenso", al igual que se hizo cuando se convocó el congreso en el Comité Federal celebrado el pasado 30 de enero. El calendario se pone en marcha el 11 de abril, cuando se abrirá el plazo de presentación de precandidaturas para liderar el partido, que se cerrará el 14 de abril.

El ritmo de las negociaciones para formar Gobierno hace difícil que para esa fecha se haya resuelto la investidura, por lo que el proceso coincidiría con la recogida de avales de los precandidatos -del 15 al 25 de abril-. Ferraz insiste en que la prioridad es "acompasar los tiempos del partido con los tiempos de España", por lo que se abriría paso la opción de retrasar el congreso, puesto que la fecha límite para intentar la investidura y evitar nuevas elecciones es el 2 de mayo.

De acuerdo con el calendario del congreso, el 8 de mayo se celebrarían las primarias a secretario general, siempre que haya más de un candidato, cuya ratificación sería dos semanas después. La decisión de aplazarlo la tiene que tomar el Comité Federal, el máximo órgano del partido, que por ahora no tiene fijada ninguna reunión.

Ferraz propuso en su momento que el congreso fuera en junio, pero ante el malestar de algunas federaciones, como Andalucía, Comunidad Valenciana, Asturias y Aragón, se adelantó a mayo. Por ahora, sólo Sánchez ha anunciado que se presentará a la reelección, aunque los rumores de que la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, podría dar un paso al frente han ido creciendo en los últimos días.

Sin embargo, en el PSOE andaluz no quieren alimentar la hipótesis y subrayan que, "ahora mismo", el trabajo de Díaz está centrado en Andalucía, según declaró esta semana Antonio Pradas, 'número tres' de la dirección federal y hombre de confianza de la presidenta de la Junta.

Desde el entorno de Sánchez, tienen plena confianza en que si el congreso se mantiene en las fechas previstas, saldrá reelegido. "No veo que alguien pueda ahora competir con Pedro Sánchez. Si hubiera alguien interesado, eso se huele, y no hay señal por ahora", señala una dirigente cercana al secretario general.

Aunque algunos de los barones de más peso son críticos con la gestión de Sánchez, el principal aval con el que cuenta Sánchez es el de la militancia, como reflejado en la consulta del acuerdo con Ciudadanos, validado por cerca del 80% de los afiliados. Desde las elecciones del 20 de diciembre, Sánchez "ha crecido mucho y está muy respaldado por las bases", manifiesta un diputado, quien ve que aunque no logre ser investido presidente, ganaría con holgura en unas primarias a Díaz.

Uno de los cargos más importantes de la Comunidad Valenciana coincide en que el actual secretario general "se está reforzando internamente" y ve "arriesgado" que Díaz dé un paso al frente ya que reabriría el enfrentamiento interno. "La militancia no quiere más peleas. El Comité Federal del 28 de diciembre fue un punto de inflexión", reconoce otra diputada al recordar la tensión que estalló durante varios días entre los barones críticos y Sánchez por los pasos que debía seguir en las negociaciones para la formación del Gobierno.

EFE | Madrid | 26/03/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.