La OCDE ha corregido este martes las cifras sobre España que había publicado el lunes sobre los test de coronavirus realizados, de forma que ya no está en la octava posición de los países miembros, sino en la décimo séptima, y por debajo de la media.

El organismo internacional pide disculpas en un comunicado y explica que el Ejecutivo español le envió los datos diferenciando entre las pruebas PCR y los test serológicos o de anticuerpos, junto con la suma de los dos tipos.

Según la OCDE, fueron sus propios expertos quienes decidieron incluir el cómputo global en el gráfico difundido el lunes el cómputo global. Eso hacía que España obtuviera un resultado de 28,6 test por cada mil habitantes y figurara en octava posición, por delante de la media de los 36 miembrosd de la OCDE y de países como Alemania.

El secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, ya adelantaba esta mañana en una entrevista con 'Onda Cero' que en la cifra española incluida en el informe "se acumularon dos tipos de pruebas", por lo que "habrá que ajustar la cifra".

Gurría, que ha reconocido que "hubo confusión sobre si eran las moleculares o serológicas", no obstante ha defendido que "lo importante es que España se ha esforzado mucho para subir el número de pruebas y hacerlo en todas las Comunidades Autónomas".

"Lo que hay que hacer desde el punto de vista estadístico es un pie de página que diga que en este caso se suman dos tipos de prueba", ha apuntado, ya que "hay más países dentro de la misma serie que solo dan una cifra".

El secretario asimismo ha desmentido que la organización haya recibido presiones del Gobierno español para mejorar su clasificación: "No recibimos presiones. Llevo 15 años aquí y la OCDE 60. Nosotros le decimos a los países cómo vemos las cosas, a unos les gustan y a otros no", ha aseverado. "Esto no es un concurso de belleza, los rankings cambian cada día", ha zanjado, apuntando que, en cualquier caso, España tiene que aumentar "aún más" el número de test.

El Ejecutivo igualmente puntualiza que "la OCDE ha elaborado y publicado su propio gráfico con tests de diagnóstico conjunto, sin discriminar técnicas", es decir, sin diferenciar entre pruebas PCR y test de anticuerpos.

El Gobierno asegura que mandó los datos diferenciados

No obstante, el Gobierno defiende que envió a la organización los datos desglosados suministrados por las Comunidades Autónomas. "En ningún caso la comunicación del Gobierno indicaba a la OCDE qué tipo de datos debía utilizar para sus informes", afirma en un comunicado, en el que apunta que Sanidad ha pedido a la OCDE que aclare cómo recoge los datos del resto de países.

Simón: "España envió los datos de análisis separados por PCR y pruebas serológicas"

En rueda de prensa, Fernando Simón se ha pronunciado en idéntico sentido, explicando que "España envió la información de los datos de análisis separado por PCR y por pruebas serológicas" y que la OCDE usó los datos suministrados por España "como consideró".

"España informó de haber hecho 1.035.000 PCR y 310.000 pruebas de anticuerpos", ha precisado Simón, que ha apostillado que el informe de la OCDE es "un documento externo" que "no va tan dirigido a establecer ranking". "Esto no es una carrera", ha aseverado.

El PP, sin embargo, ha acusado al Gobierno de mentir. "El Gobierno falseó datos para mejorar en el ranking de la OCDE, como hizo a la UE con el déficit. Se ocupan más de encuestas electorales que epidemiológicas", ha afirmado Pablo Casado a través de Twitter, donde el líder popular ha aseverado que "el Gobierno tiene el deber de hacer test a todos".

 

También desde Vox hablan de engaño.