La que fuera consejera de Cultura de la Comunidad de Madrid Marta Rivera ya se ha dado de baja como afiliada de Ciudadanos. Lo ha hecho tras la debacle del partido naranja en las elecciones autonómicas en la Asamblea de Madrid, donde ha pasado de tener 26 diputados a no contar con representación.

A pesar de la expulsión de Ignacio Aguado y otros dirigentes de Ciudadanos del Ejecutivo regional, Isabel Díaz Ayuso siempre ha mantenido que Rivera "fue colaboradora, independientemente de las siglas" y durante su mandato, "ayudó de manera destacada al sector de la cultura en los momentos más duros de la pandemia".

Al respecto, la presidenta en funciones aseguró que es una persona a la que le "gustaría tener cerca", asegurando que no busca "adhesiones inquebrantables" ni quiere cargos "todos cortados por el mismo patrón".

Por el momento, Ayuso no ha informado de la composición del que será su futuro Gobierno, pero sí que se ha mostrado dispuesta a recuperar a dirigentes de la formación naranja, así como de que Vox entre a formar parte del Ejecutivo regional.

Villacís defiende a Rivera: "No es una fuga"

Preguntada por la baja de Marta Rivera como afiliada de su partido, Begoña Villacís ha defendido que "no se trata de una fuga", sino que "ahora mismo no está trabajando en Ciudadanos porque no está en la Asamblea de Madrid".

Además, la vicealcaldesa madrileña ha desvelado que Marta es una de sus "mejores amigas" y, por ello, sabe que "es una dirigente moderada, de centro y liberal". "Ha sido una grandísima consejera de Cultura que ha conseguido mantener a este sector más seguro", ha añadido respecto a su labor en el Ejecutivo autonómico.