Tras la ronda de consultas con los líderes políticos, el rey Felipe VI optó por no proponer a ningún candidato porque no contaban con los apoyos suficientes para ser investidos presidente del Gobierno. Aunque puede haber un acuerdo in extremis, todo apunta a que el próximo 23 de septiembre se disolverán las Cortes y el 10 de noviembre se llevará a cabo una repetición electoral.

Desde los partidos han echado balones fuera, culpando a sus oponentes. Pedro Sánchez cree que Partido Popular, Ciudadanos y Unidas Podemos son responsables de la situación por bloquear la formación de Gobierno, mientras que estos consideran que la responsabilidad de formar un Ejecutivo es del PSOE, que ganó las elecciones.

Irene Montero, portavoz de Unidas Podemos, asegura que a pesar de que el PSOE les acusa de "querer sillones", si esta fuera su intención, ella "podría ser vicepresidenta". Sin embargo, dice, el objetivo de la formación morada es "mejorar la vida de la gente". "Nos ofrecen sillones sin políticas que nos permitan subir el Salario Mínimo Interprofesional a 1.200 euros o regular el precio de los alquileres", ha señalado en una entrevista en 'Los Desayunos de TVE'.

Y es que, para la líder morada la propuesta del PSOE de tres ministerios y una vicepresidencia "era mentira, por eso a los dos días caducó, como los yogures". Además, como el resto de sus compañeros, considera que estaba vacía de contenido y las competencias que ofrecían no eran reales.

"Nunca quisieron hacer esa propuesta y se vieron forzados. Dijimos aceptamos vuestro veto a los ministerios, aceptamos un veto personal a nuestro candidato, que es algo insólito en la democracia. Entonces, se quedaron sin excusas y prefirieron llevarnos a elecciones", ha sentenciado Irene Montero.