Desde este lunes, 24 de mayo, los viajeros procedentes del Reino Unido tienen carta blanca para venir a España. Sin pruebas PCR. Sin cuarentenas. Lo más parecido a una visita pre-pandemia en muchos meses, no por ello exento de restricciones y, más en concreto, diferencias.

En este sentido, a pesar de que España se ha abierto en cuerpo y alma al turismo británico, históricamente el más importante para el sector, el Gobierno de la isla no ha correspondido la flexibilización. A día de hoy, las autoridades del Reino Unido piden a sus ciudadanos no viajar a nuestro país a no ser que se trate de un desplazamiento esencial. Y solo se libra Canarias, donde el Ejecutivo de Johnson ve un riesgo "moderado".

Reino Unido desaconseja viajar a España

"El primer ministro ha sido claro: ámbar (un nivel de alerta elevado en el sistema de prevención creado por el Reino Unido por la pandemia en el que actualmente está España) significa que no hay que ir a menos que haya una urgencia familiar porque todavía estamos tratando de reducir la movilidad de cara a nuestra desescalada, que termina el 21 de junio", ha dicho Anne-Marie Trevelyan, secretaria de Estado de Comercio, Energía y Crecimiento Sostenible, en Sky News: Y ha añadido: "Ámbar en este momento significa que no vayas a menos que realmente lo necesites porque tendrás que estar en cuarentena durante 10 días cuando regreses".

En el aeropuerto de El Prat, en Barcelona, ya han llegado los primeros británicos sin necesidad de test ni PCR. Reconocen que es mucho más fácil, aunque a la vuelta deberán hacerse test. "Es bonito volar otra vez pero no es bonito hacer un test para volver ni cuarentena", cuenta un turista a laSexta. Explica que viene a España de vacaciones.

Los turistas tendrán que hacerse una PCR y hacer cuarentena a su regreso a Reino Unido

Algunos, como Mireia, es española aunque reside en Londres y ha llegado hoy a ver a su familia porque, dice, "hace un año que no la veo": "Me hice un test antes de salir y aquí ahora no me lo han pedido y para volver necesito hacer tres PCR más la cuarentena. Es una pasada. Me gasto unas 500 libras. Es demasiado". Ha explicado que su pareja no ha podido volar porque su trabajo es presencial y no se puede permitir hacer una cuarentena a la vuelta.

Los hosteleros se felicitan de que puedan venir sin tantos requisitos, aunque creen que el hecho de que a la vuelta Reino Unidos les exija cuarentena es un inconveniente. Una hostelera cifra en un 20% la caída de facturación por el turismo británico.

En busca del turismo más importante

Que el Gobierno español haya apostado por el Reino Unido como el primer país europeo en visitarnos libremente no es casualidad. De hecho, es el resultado de múltiples factores epidemiológicos, consecuencia de la mejoría del país británico en los últimos meses.

A día de hoy, nuestros exvecinos de la Unión Europea gozan de la mejor situación sanitaria en todo el continente. De hecho, el presidente Boris Johnson tiene en mente levantar el próximo 20 de junio (si la situación lo permite) todas las limitaciones legales referentes al coronavirus. Es decir, en cuestión de semanas, la población británica podrá no estar obligada a llevar mascarilla o guardar la distancia de seguridad.

También, entre la población, comienzan los primeros viajes por cuestiones meramente lúdicas. Y, de nuevo en junio, se espera un impulso del movimiento: turoperador británico Jet2Holidays retomará los vuelos a partir del 24 de junio.

Ahora bien, más allá de esta evidente mejora de los datos por coronavirus —aún alerta de qué ocurrirá con nuevas variantes—, existen otros motivos adicionales para abrir las fronteras a la población británica. El Reino Unido es, sin duda alguna, el país que más turistas ha emitido a España en los últimos años.

Ni Alemania, de donde suelen venir más de 10 millones de personas al año (sin contar la caída por la pandemia) es capaz de tantear las cifras británicas. En 2019, según datos del INE, nos visitaron 18 millones de británicos, en un dato que, en los últimos meses, se ha ido a pique, hasta el punto de que durante un tiempo Francia ocupó el podio de países que más viajeros nos mandaron.

En junio, apertura total

Tras este primer acercamiento al sector turístico, el Ministerio de Turismo tiene marcado en rojo otra fecha en el calendario: el próximo 7 de junio, el día en el que cualquier persona vacunada contra el COVID podrá viajar a España, sin importar el país de origen.

Por ahora, ya hay unos cuantos países que cuentan con la posibilidad de efectuar sus viajes sin apenas restricciones, aunque andan lejos de tener peso en la estadística de visitas. Estos son Japón (que también se ha sumado a la lista este lunes), Australia, Israel, Nueva Zelanda, Ruanda, Singapur, Corea del Sur, Tailandia y China.

En el resto de casos, la PCR seguirá siendo obligatoria, aunque los países europeos no requieren de ninguna autorización para los viajes. Tampoco se exige una cuarentena, como sí hacen algunos de nuestros vecinos. Al fin y al cabo, la temporada turística ya ha arrancado, y desde el sector sienten que hay mucho que recuperar. Con la vacunación en mente, la intención es darle un vuelco a todo. "El principio del fin", según el presidente del Gobierno.