Errejón responde, después de que, sin nombrarlo ni una vez, estuviera en el ambiente del discurso de Pablo Iglesias: "La radicalidad y la transversalidad sólo pueden ir de la mano".

"Siempre me han gustado las 'reflexiones asustaviejas' y eso ahora no está bien visto", señalaba el líder de Podemos, Pablo Iglesias, contundente y muy duro con los que dice, ahora utilizan referentes intelectuales sin entenderlos: "Me encantaría que por esa puerta saliera Ernesto Laclau y le dijera a alguno 'no tienes ni puta idea de lo que estás diciendo de mí'".

También critica la estética de algunos de los que ya están en las instituciones: "El problema viene cuando en las instituciones imitan a los de otros partidos".

Tanto Iglesias como Errejón se empeñan en normalizar la discrepancia. "El debate en abierto nos hace más fuertes", señala Errejón.

Pero a las puertas del Consejo Ciudadano los líderes se posicionan en las formas aunque insistan en que el fondo es el mismo: "Hay que tener una pata en las instituciones pero lo demás tiene que estar en la calle".

Pablo Iglesias dice que antes que atraer a los que faltan, hay que intentar que no se vayan los que se fueron.