En una semana, España reabre fronteras con Europa salvo con Portugal. La frontera lusa tendrá que esperar hasta el 1 de julio, como ha solicitado el país vecino. El día 21 se abre el resto de espacio Shengen y acaba la cuarentena para entrar a España.

Así se lo ha anunciado Pedro Sánchez a los presidentes autonómicos en la última conferencia con los líderes territoriales. Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, ha agradecido al Gobierno esta "buena iniciativa" para "mejorar el diálogo".

 

Tras tres meses de estado de alarma, entramos en la cuenta atrás la 'nueva normalidad'. Antes de llegar a este punto, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha solicitado que toda Cataluña esté en fase 3 durante esta próxima semana.

Esa nueva normalidad llega con temores debido a la apertura de fronteras, tanto nacionales como internacionales. Feijóo volvía a trasladar su preocupación y aboga el presidente gallego por ajustar la legislación sanitaria para controlar la movilidad.

El presidente andaluz, Juanma Moreno, llama a la prudencia y a la colaboración institucional para avanzar con paso firme. El presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón, también se muestra intranquilo: "No es que no los queramos recibir, es que sin querer puede suponer nuevos brotes de contagio. Eso me preocupa".

La educación otro de los puntos del día. Ayuso pide eficacia en los recursos y Castilla y León reclama a Sánchez que duplique los fondos para afrontar los gastos de seguridad en el curso que viene. El Gobieno, de momento, pide que se sigan las recomendaciones de Sanidad y se limiten los contactos.

Además, les ha comunicado el firme compromiso de ayudar al sector del automóvil ante la caída de demanda y el stock disponible, trasladándoles un plan de ayuda de más de 3.000 millones de euros para el sector del automóvil.