Iván Espinosa de los Monteros, portavoz de Vox en el Congreso de los Diputados, ha afirmado que "un extranjero es tres veces más propenso a violar que un español", una cifra que ha resultado de la 'interpretación' inexacta del político de unos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

En relación a las declaraciones de Santiago Abascal durante el debate a cinco que aseguraban erróneamente que "el 70% de los violadores en 'manada' son extranjeros", Susana Griso le ha presentado a Espinosa de los Monteros los datos del INE sobre los condenados por violaciones en 2018: 312 españoles, 96 extranjeros.

De esta manera, la periodista ha expuesto que la mayoría de violadores son, de acuerdo a cifras oficiales, españoles.

No obstante, el portavoz de Vox ha señalado que, en la interpretación de estos datos, debe tenerse en cuenta que "los españoles son 10 veces más que los extranjeros".

Por lo tanto, si "de cada cuatro violadores, tres son españoles, pero de cada 10 habitantes de España, nueve son españoles" se calcula que "un extranjero es tres veces más propenso a violar".

Es inexacto: no especifica rango de edad o sexo

El problema con el planteamiento de Espinosa de los Monteros es que, si bien el cálculo numérico que hace es correcto, su conclusión puede tratarse de una falacia.

El político habla de una proporción diez a uno entre españoles y extranjeros. La cuestión es: ¿qué ciudadanos entran en esta proporción?

Espinosa de los Monteros no especifica ni rango de edad ni sexo; simplemente habla de "extranjeros" en España. Para saber si su cálculo es correcto, exacto, o no habría que concretar, por ejemplo, si se trata de hombres mayores de edad que no tienen nacionalidad española.

Después, habría que conseguir datos equivalentes para los españoles y, con ellos, calcular estadísticas y proporciones.