La Mesa del Parlament de Cataluña ha aprobado este martes el proyecto de Presupuestos de la Cámara que conlleva un aumento del salario de los diputados. Una decisión tomada con los votos a favor de JxCat, quienes han propuesto la subida, Ciudadanos y Partido Popular.

Sus socios de gobierno, ERC, junto a PSC y la CUP han optado por abstenerse, mientras que los comunes han votado en contra al considerar que los salarios ya son suficientemente altos. Una situación que evidencia las diferencias dentro del Govern independentista: ERC y los de Torra han votado por separado la propuesta de Josep Costa (JxCAT), encargado de redactar estos presupuestos.

Estas cuentas incluyen los sueldos de trabajadores eventuales del presidente del grupo de Ciudadanos (dos asesores) como jefe de la oposición. Estos dos cargos no tenían dotación económica y con estos Presupuestos se les dota.

Discrepancias entre socios

Este miércoles, el presidente del Parlament ha reprochado "el extraño pacto político" entre JxCat con Ciudadanos y el PP, y ha dejado claro que ERC y JxCat no tenían "las mismas prioridades" en la asignación de gastos. En estos presupuestos se prevé un incremento del sueldo de los diputados en un 1,75 % pero, según ha indicado Torrent en unas declaraciones a TV3, esta no era la única discrepancia entre los bloques.

Torrent habla de "extraño pacto político" ente JxCat, PP y Ciudadanos para subir el salario a los diputados.

Según ha puntualizado el presidente de la Cámara catalana, al contrario de lo que podría creerse, "los presupuestos del Parlament son políticos, no son neutrales", ya que son utilizados como "un instrumento de acción política". Torrent ha explicado que las discrepancias sobre el proyecto presupuestario, no solo se produjeron por las remuneraciones de los diputados y la asignación de asesores de los grupos parlamentarios, sino que también afectaron a otros capítulos.

Entre estos capítulos, figura el de acción exterior del Parlament, que ERC quería reforzar ante la perspectiva de que la cámara legislativa catalana participe u organice jornadas conjuntas con otros Parlamentos europeos. Otra discrepancia tiene que ver con la conmemoración del 40 aniversario de la restitución del Parlament, puesto que "para llevar a cabo una campaña divulgativa" con la que explicar el trabajo realizado por la cámara en este período "hace falta dinero".

Rifirrafe con Gabriel Rufián

Por su parte, Torra ha replicado a un polémico tuit del portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, a quien ha asegurado que no se plantea "nunca" pactar la Presidencia de la Generalitat "con nadie que no sea un partido independentista".

Rufián, en ese tuit dirigido a los socios de los republicanos en el Govern decía: "Desde el respeto al espacio convergente y a su debate interno, habiendo pactado ya la Diputación de Barcelona con el PSC y los presupuestos del Parlament con el PP y con Cs... llegado el momento, ¿con quién pactarán la Presidencia de la Generalitat?".

 

Torra ha reprochado a Rufián que defina a JxCat como "espacio convergente" porque eso es "situarse en escenarios un poco antiguos": "Yo no he sido nunca de Convergència", ha señalado en declaraciones a Ràdio 4. "El señor Rufián hace muchos tuits, unos más afortunados y otros no tanto", ha dejado caer el presidente de la Generalitat antes de subrayar que no entra en sus planes formar un Govern con fuerzas que no sean independentistas.

"Si estoy diciendo que quiero la fuerza de la unidad independentista para ir más fuertes a Madrid, ¿cómo quiere que yo me plantee nunca pactar con nadie que no sea un partido independentista? Yo no, he sido muy coherente, soy presidente porque me votaron JxCat y ERC, con la abstención de la CUP. Otros no lo pueden decir", ha zanjado