Abrupto final de Alfonso Alonso en el PP del País Vasco. El que hasta ahora era presidente de la formación en el territorio ha comunicado a la junta directiva del PP vasco que dimite de su actual cargo. La decisión se ha dado solo unas horas después de que Casado le comunicase de forma personal su cese como candidato para concurrir a las elecciones al Parlamento vasco el próximo 5 de abril.

Alonso ha llegado con gesto tranquilo a la reunión con la junta directiva en la que ha sido recibido con aplausos tras desvelar su futuro. En una rueda de prensa posterior al anuncio, ha afirmado que "es una decisión que no tiene vuelta atrás", y ha destacado que siente que no cuenta "con la confianza de la dirección nacional del partido". El dirigente popular se ha emocionado y ha estado al borde de las lágrimas al mostrar su agradecimiento a sus compañeros y al PP "por lo que ha significado en defensa del País Vasco".

 

En este sentido, ha destacado que esta acción "significa poner final a una larga etapa de compromiso y dedicación a la actividad pública y política, sirviendo en distintas responsabilidades", y ha precisado:"Para mí, eso es mi vida. Le he dedicado toda mi vida a esto, como muchos vosotros". Antes de volver a emocionarse, ha alcanzado a decir: "No voy a poder hablar mucho más". Abandona así a la política activa después de más 30 de años, pero no deja el PP, aunque su desecuentro con la direccion nacional le ha pasado factura.

El presidente del partido, Pablo Casado, no ha tardado en reaccionar a las palabras de Alonso, agradeciéndole a través de redes sociales su labor para con el partido: "Muchas gracias, Alfonso Alonso, por tu entrega y dedicación a Vitoria, al País Vasco y a España en defensa de la libertad de todos. El Partido Popular seguirá siendo siempre tu casa". Tras la marcha de Alonso, será Amaya Fernández la que ocupe la presidencia de la gestora hasta la celebración de un nuevo congreso.

 

El conflicto de Alonso con Génova comenzó después de que el PP anunciase su intención de aunar esfuerzos con Ciudadanos para presentar una lista conjunta con la que concurrir a las elecciones vascas, una decisión en la que no participó Alonso y a la que se opuso de forma tajante desde un principio, como hiciera poco antes Feijóo en Galicia.

Después de un intenso tira y afloja entre Alonso y la línea central del partido, el que hasta ahora era presidente del Partido Popular del País Vasco anunció a través de su cuenta personal de Twitter que Casado le había anunciado que dejaría de ser candidato de la formación en los comicios.

 

En su lugar, según confirmó poco después el secretario general de la formación, Teodoro García Egea, Carlos Iturgaiz es el nuevo candidato de Casado para ir en coalición con Ciudadanos (y que apuesta además por unir fuerzas con Vox), en territorio vasco.