RECONOCE QUE ECHA DE MENOS CONDUCIR

RECONOCE QUE ECHA DE MENOS CONDUCIR

Trump confiesa que ser presidente es más duro de lo que creía: "Ahora tengo más trabajo. Creí que sería más fácil"

Donald Trump ha confesado que lo de ser presidente de Estados Unidos es más complicado de lo que él esperaba. Se cumplen 100 días desde que llegó a la Casa Blanca, los primeros 100 días más inquietantes de un presidente.

Ser Donald Trump le gustaba, ser el presidente Trump, no tanto: "Echo de menos mi antigua vida. Me gusta trabajar, eso no es un problema, pero esto es más trabajo y aunque ya tenía poca privacidad en mi vida, porque, ya sabes, llevo bastante tiempo siendo famoso, esto es mucha menos privacidad de la que jamás haya visto. Tienes una protección tan masiva que no puedes ir a ninguna parte".

Reconoce que la tarea es más difícil de lo que pensaba: "Me encantaba mi vida anterior. Me pasaban tantas cosas. De hecho, ahora tengo más trabajo que en mi vida anterior. Creí que sería más fácil". No es fácil ni divertido: "Solía gustarme salir a restaurantes, aunque la gente me reconocía. Me gustaba conducir. Ahora ya no puedo hacerlo".

Firma órdenes ejecutivas a diestro y siniestro. Lleva 29. Pero Firmar es fácil que negociar. En el congreso no tuvo ni el apoyo de los suyos para la reforma sanitaria. Como firma, tuitea. Denunciando las falsedades de la prensa aunque otros, le acusan a él de ser, junto a Theresa May, los protagonistas de la tierra de las mentiras.

laSexta.com | Madrid | 16/02/2018

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.