A veces la realidad supera la ficción y cuando centenares de personas intentan huir a toda costa de Afganistán, un intrépido estudiante inglés se ha colado en el país para retransmitir en su canal de Twitch la ofensiva talibán.

Este británico con poco miedo a la muerte es Miles Routledge, que decidió viajar a Afganistán para contar su experiencia en redes sociales y sabedor de que su visado emitido en Reino Unido y un presunto título nobiliario le iban a servir para escapar en caso de ser captado por las tropas extremistas.

"Era consciente de los riesgos. Me la jugué y ha salido mal. Ahora soy consciente de que puedo morir en cualquier momento", ha asegurado en las últimas horas en una entrevista en 'El Confidencial'.

Lo cierto es que en sus primeros días -retransmitidos por Facebook- parecía que Miles estaba de excursión en un lugar idílico, paseando por bazares y lugares exóticos, en lugar de en un país al borde del colapso. "Día 2 en Afganistán: conduje 200 millas, más de cuatro horas. Llegué a un punto de control militar y dos me apuntaron con sus AK. Les mostré mi visado y se tranquilizaron. Hablé con ellos y nos hicimos amigos, me dejaron sacarme fotos con su equipo, me contaron alguna historia y nos dimos la mano", cuenta en un post -ya borrado- en dicha red social.

 

Miles estaba encantado de su experiencia: "En un albergue temporal. Es mejor que mi residencia de la uni jaja". Pero la broma poco a poco se le fue yendo de las manos.

"Es un país en anarquía, vi a un par de muertos en un accidente de coche. Los militares están huyendo y solo unos cuantos valientes siguen", explica en uno de sus mensajes recogidos en redes sociales. "La embajada está cerrada así que caminé hacia el aeropuerto y estoy a salvo. Voy a buscar a los representantes británicos y conseguir un vuelo de salida", decía el domingo.

Pero mientras centenares de afganos intentaban huir a toda costa del país en los últimos vuelos comerciales, este turista inglés se dio cuenta de que ya no tenía opciones de marcharse. "No hay más vuelos en Kabul, estoy atrapado en Afganistán".

Ante este panorama, decidió elaborar un plan de escape valiéndose de un supuesto título nobiliario. Un plan sin fisuras: "Si me secuestran, el plan es simple. Soy legal y técnicamente un lord (Compré un certificado falso, llevé un traje al banco y les comí la oreja), así que dice lord en todas mis tarjetas de crédito. Los talibanes podrían ver que es una razón suficiente para mantenerme vivo, pensando que tendrían algún poder negociador porque soy importante", explica en un mensaje de 4chan. No estaba muy convencido, ya que esperaba que no se diera la situación de tener que recurrir a ello.

La desesperación del joven va en aumento: "Me he abofeteado. (...) Estoy buscando a alguien que me saque de aquí". Él confía en su inteligencia, su "título" nobiliario y su fe cristiana para salir de ahí.

Finalmente, la diplomacia ha conseguido sacar al joven de Kabul en dirección a Dubai. Miles sigue viendo el lado positivo de todas las cosas: "Me encontré una botella de un sirope canadiense decente y me he bebido un tercio de un trago antes de que me registraran. Días felices".