Caitlyn Jenner se presentará como candidata a gobernadora de California. Así lo ha anunciado este viernes la campeona olímpica y estrella televisiva, célebre por su participación en el reality 'Keeping up with the Kardashians'.

Jenner saltó a la fama en 1976, cuando ganó la prueba de decatlón en los Juegos Olímpicos de ese año. En 1991 se casó con Kris Kardashian, con quien tuvo dos hijas: la modelo Kendall Jenner y la influencer y empresaria Kylie Jenner. En el año 2015, hizo público que era una mujer trans en una entrevista con la revista 'Vanity Fair'.

Ahora, Jenner se ha propuesto ser gobernadora del estado de California, adonde llegó hace 50 años porque, según ha indicado este viernes en un comunicado, sabía que allí todo el mundo, "sea cual sea su pasado o posición en la vida, puede convertir sus sueños en realidad".

En su nota, la aspirante a gobernadora denuncia que la "luz" del 'estado dorado' se ha visto "reducida" por la gestión del Partido Demócrata, al que acusa de anteponer "la política al progreso y los intereses particulares sobre las personas".

Jenner milita en el Partido Republicano, que desde hace años no gana en California y cuyos éxitos electorales han estado vinculados a estrellas como Clint Eastwood, exalcalde de Carmel, o Ronald Reagan, que fue gobernador entre 1967 y 1975, antes de ser presidente. El último gobernador republicano de California fue el también actor Arnold Schwarzenegger, que estuvo al frente del estado entre 2003 y 2011.

En su nota, la candidata recuerda su medalla en los Juegos Olímpicos y su papel para "ayudar a avanzar al movimiento por la igualdad". "Nos enfrentamos a una oportunidad de ahora o nunca para arreglar fundamentalmente nuestro estado antes de que sea demasiado tarde", agrega, presentándose como la única capaz de acabar con una gestión que tacha de "desastrosa" por parte del actual gobernador, Gavin Newsom.

"Esta será una campaña de soluciones, que provea una ruta de vuelta a la prosperidad para dar la vuelta a este estado y dañar el daño que ha hecho Newsom", asegura Jenner, que sostiene que las pequeñas empresas han sido "devastadas" por unas medidas frente al coronavirus que considera excesivas. "Soy consciente de la significancia de esta decisión. El sacrificio es importante, pero la responsabilidad es grande y no puedo esperar a liderar, a ayudar y, lo más importante, a disrumpir en el statu quo una vez más", concluye.