Los equipos de salvamento han conseguido liberar el timón y las hélices del Ever Given, el portacontenedores encallado en el canal de Suez. Se trata de un avance en la operación para desencallarlo.

Se esperaba que la luna llena y la marea alta ayudaran en la noche de este sábado a reflotar más rápidamente el barco pero no ha sido así. Por ello, se han retomado las labores de rescate con la ayuda de dos remolcadores y se ha ordenado empezar a descargar el barco.

De momento, se han sacado 27.000 metros cúbicos de arena para llegar a una profundidad de 18 metros y tratar así de liberar el casco. No obstante, "la proa del barco está todavía hundida en la orilla del canal" y que se había producido un "ligero movimiento lateral", según ha informado la firma de servicios marítimos Gulf Agency Company (GAC).

La Autoridad del Canal ha explicado que se realizarían "trabajos de dragado durante el día y maniobras de tracción del Ever Giben por parte de los remolcadores en los momentos compatibles con condiciones de las mareas".

Entretanto, se siguen acumulando barcos en las dos entradas del canal, tanto en el Mar Rojo como en el Mediterráneo, en espera de su desbloqueo y, aunque algunas naves ya han desviado sus rutas para circunvalar África.

La Autoridad del Canal de Suez había asegurado el viernes que para entonces los trabajos para desencallar el Ever Given habían avanzado un 87 %, aunque el sábado en una rueda de prensa Rabie admitió que no podía estimar cuándo estaría liberado este paso por el que pasa el 10 % del comercio a nivel mundial y el 25 % de los contenedores de mercancías.