La caída de la economía española como consecuencia del coronavirus será de al menos el 9%, mientras que la recuperación, en forma de 'V' asimétrica, llevará cerca de dos años. Así lo estiman las últimas previsiones del Banco de España, que baraja tres posibles escenarios en función de cómo progrese la pandemia.

"La recesión está siendo más profunda que en otros países del área monetaria", apunta el profesor de Economía José Ignacio Conde-Ruiz, que atribuye este fenómeno al hecho de que en España "el confinamiento ha sido más largo" y a que en nuestro sistema productivo tiene más peso el sector servicios.

En el mejor de los casos, si no hay rebrotes, las previsiones del Banco de España apuntan a que la economía se hundirá un 9% este año para repuntar un 7,7% en 2021 y un 2,4% en 2022. Si hubiera algún rebrote, el PIB caería un 11,6%, para crecer un 9,1% en 2021 y un 2,1 en 2022. Finalmente, en la peor de las situaciones, si volviera el confinamiento, la economía se desplomaría un 15,1%.

"La recuperación va a ser posible en el año 2021, a no ser que haya un rebrote", ha apuntado al respecto Miguel Sebastián en Al Rojo Vivo, donde también la ministra portavoz, María Jesús Montero, ha valorado los cálculos del Banco de España, apuntando que "son horquillas amplias" que engloban las previsiones del propio Gobierno, que estima una caída del PIB de en torno al 9,2%, "un escenario intermedio de los que ha planteado el Banco de España".

La ministra, que ha reconocido que la economía "este año tendría una caída profunda", no obstante ha presagiado que "en dos años podríamos estar en un entorno de recuperación similar a las tasas de crecimiento que teníamos a comienzos de este año". En este sentido, ha asegurado que el Gobierno trabaja en "minorar esa caída y facilitar lo antes posible la recuperación para que no se traduzca la crisis económica, derivada de la sanitaria, en pérdida de empleo".

El paro podría llegar al 19,6% y la deuda se dispara

En cuanto al empleo, con un paro que se situaba en el 14% antes de la crisis, las consecuencias de la pandemia se dejan notar con crudeza pese a los ERTE: en el mejor de los casos que baraja el Banco de España, el desempleo cerrará este año en el 18,1% y seguirá subiendo un año después, hasta el 18,4%, situándose en el 17,1% en 2021. Si hay rebrotes, el desempleo alcanzaría el 19,6% este año.

Sobre el déficit, el Banco de España augura que cerraría 2020 en un histórico 9,5%, en el mejor de los casos, y en un 11,2%en el peor. En 2021, de acuerdo con estas previsiones, se reduciría pero seguiría en niveles altos: entre el 5,8 y el 6,8.

Por su parte, la deuda pública seguirá en niveles muy elevados por el aumento del gasto: se moverá en torno al 114,5% del PIB y el 119,3%.

La ministra Montero afirma que que no haya rebrotes es "la mejor garantía" para una recuperación económica más rápida

El Ejecutivo, por su parte, fija el objetivo de déficit en el 10,3%, según ha explicado Montero en ARV, donde no obstante ha sostenido que "la economía se está recuperando, según la previsión que el propio Gobierno había planteado". La ministra asimismo ha deseado que "no tengamos ningún tipo de rebrote", ya que "esa sería la mejor garantía de que al final no caerá tanto el crecimiento y por tanto nos podremos recuperar en el menor plazo de tiempo posible".

La titular de Hacienda, por otra parte, ha descartado una subida de impuestos para las clases medias y trabajadoras, aseverando que "en ningún caso" estas "se van a ver afectadas por ningún tipo de subida impositiva", si bien el Gobierno de coalición quiere revisar a lo largo de la legislatura el sistema fiscal para que "aquellos que más tienen aporten más" y revisar tipos como el impuesto de sociedades.