El rugby es un deporte de caballeros... que no siempre deja momentos de juego limpio. Paolo Odogwu, jugador de los Wasps RFC, interceptó un balón aéreo en un salto.

Antes de aterrizar, estiró su pierna izquieda, impactando en la cabeza de Johan Janse van Rensburg, de los Sale Sharks. En el vídeo se puede apreciar la dureza del impacto (a partir del minuto 3:42).

 

Esta salvaje agresión, ante la que no daba crédito Odogwu, le ha costado seis semanas de sanción, una acción por la que se ha disculpado en su cuenta de Twitter: "Difícil de aceptar, la acción en el aire no fue intencional pero la reacción no fue la mejor en caliente. Es un deporte emocional que a veces saca lo mejor de ti. Disculpas a Rohan y a los Sale Sharks, espero que todos estéis bien. Adelante y hacia arriba".

 

Finalmente, los Sharks ganaron el partido a los Wasps RFC de la Premiership por 28-18.