A sus 54 y 51 años respectivamente, Mike Tyson y Roy Jones Jr. se verán las caras el 28 de noviembre en una pelea que tendrá lugar en el Staples Center de Los Ángeles.

El combate ha levantado una enorme expectación ya que será el regreso de 'Iron Mike' al cuadrilátero 15 años después de bajarse de él. Además, tanto Tyson como Roy Jones Jr. se han encargado de calentar la velada, obviando el hecho de que oficialmente se trata de una "exhibición".

"¿Que no es una pelea real? No sé de qué estás hablando, tienes a Mike Tyson y Roy Jones Jr y yo voy a pelear, y espero que él venga a pelear", ha expresado Mike, mientras que Roy le ha seguido la corriente: "¿Quién sube al ring y piensa en una exhibición? La última persona que peleó así fue eliminada en el primer asalto".

Debido a la edad de ambos boxeadores, y al tiempo que llevan lejos del 'ring', la Comisión Atlética del Estado de California ha establecido unas directrices distintas a las que marcarían un combate convencional.

Andy Foster, director ejecutivo de la Comisión, ha explicado a 'MMA Fighting' y 'Boxing Scene' que las características de la cita no serán las mismas que las de una pelea profesional: "Llamémoslo una exhibición. Eso es lo que es. Quiero que el público sepa que se trata de esto porque no quiero que luego se sientan decepcionados".

Sin casco, guantes distintos, ocho asaltos y 'marihuana free'

Tyson y Jones Jr. se medirán en una pelea sin casco, pero en la que ambos deberán portar guantes de 12 onzas en lugar de los de 10 que se frecuentan en la categoría.

Paralelamente, el combate no dará lugar a un ganador ya que no se contará con jueces oficiales que den el veredicto final. Sin embargo, sí hay un elenco de conocidos jueces que sí presenciarán la pelea, pero no participarán.

"Ninguno puede quedar fuera de combate", señaló Foster, que explicó que ninguno de los dos podrá ser noqueado, aunque dadas las circunstancias no se descarta nada.

En el 'ring' estará el árbitro Ray Corona, que velará porque ambos púgiles no se calienten en exceso y lleven la madrugada a un combate a todo o nada.

Por último, los boxeadores se someterán a pruebas antidopaje establecidas en base al reglamento AMA, aunque estará exenta la marihuana como sustancia estupefaciente prohibida, por lo que tanto Mike como Roy podrán consumir en los prolegómenos de la noche o en los días anteriores.