Jarro de agua fría para el deporte mundial, que se viste de luto. Fruto del acoso que recibía en redes sociales, Hana Kimura, luchadora de MMA, se ha suicidado con tan solo 22 años.

Antes de quitarse la vida, Hana Kimura subió a su cuenta de Twitter imágenes, en las que se podía ver que se había cortado las venas, junto a un sobrecogedor mensaje de despedida.

"Recibo casi 100 opiniones francas todos los días. No puedo negar que estoy herida. Estoy muerta. Gracias por darme una vida, madre. Fue una vida en la que quería ser amada. Gracias a todos los que me apoyaron. Los amo. Soy débil, lo siento. Ya no quiero ser humana. Era una vida en la que quería ser amada. Gracias a todos, los amo. Adiós", rezaba el mensaje de la nipona.

 

Stardom, empresa que llevaba a la luchadora, ha confirmado su muerte: "Lamentamos informar del fallecimiento de Hana Kimura. Pedimos respeto y tiempo para que sus seres más cercanos puedan procesar lo ocurrido, así como también sus oraciones para todos ellos".

 

El acoso que sufría Kimura surgió tras su participación en el reality show 'Terrace House', en el que apareció por primera vez en septiembre de 2019. Los internautas comenzaron a verter sobre ella insultos y burlas, lo que ha acabado en el suicidio de la joven.