La repentina salida de Neymar del FC Barcelona en 2017 provocó un terremoto del que aún se guardan réplicas. Cuando se conoció la decisión irrevocable del brasileño de abandonar el Camp Nou para recalar en el París Saint-Germain, en la cúpula culé se comenzaron a barajar distintos nombres.

Dos de los que más peso tuvieron fueron Ousmanne Dembélé y Kylian Mbappé. El conjunto de la Ciudad Condal dudó entre ambas joyas, aunque finalmente se decantaron por el exjugador del Borussia Dortmund porque casaba mejor con el estilo de juego blaugrana.

Aún así, tal y como afirma Junior Minguella, agente de futbolistas, el acuerdo con el ex del Mónaco existió: "Sí, así fue, te lo puedo confirmar. De hecho, ahora más que nunca porque ya algún directivo lo confirmó y dio su versión de la historia, es totalmente veraz".

"Nos encontramos una situación en la que por mi padre sabíamos que Neymar tenía un acuerdo con el PSG y se iba para allí. Los dirigentes del club o no lo sabían o no se lo creían y estábamos en ese momento en el que Neymar, por un bonus contractual, aún no había confirmado que se iba y el club decía que no quería dar un paso antes de que Neymar saliera", explicó en primer lugar en 'Cope'.

"En el momento en el que se confirma que Neymar sale, los técnicos y el presidente, que no quiere saltárselos (a los técnicos), tienen dudas sobre el jugador que quieren incorporar y creen que les va mejor para el tipo de juego del equipo Dembélé que Mbappé. Incluso alguno llegó a decir que esto de Mbappé era una fantasmada, que contra quién había empatado este chico", añadió el agente.

Seguidamente, Minguella dio las cifras del fichaje: "Teníamos el acuerdo cerrado en 130 millones más 25 en incentivos. Mbappé ganaría entre 10 y 16 millones netos".

Sobre el Real Madrid, el representante señaló que el 'overbooking' en la plantilla le cerró las puertas a Mbappé: "El Madrid no tuvo claro del todo ir (a por Mbappé) en aquel momento porque no tenía sitio en la plantilla. Y, de hecho, Kyliam prefería venir al Barcelona porque en aquel momento sale Neymar y él ve el hueco. En cambio en el Madrid estaban Bale, Cristiano, Benzema, etc".

Para dar cuenta de la fiabilidad de su información, Minguella subió a Twitter una captura de una conversación con Bordás, exdirectivo del Barça.

"Regalito para los haters e incrédulos. ¿Cuándo entenderemos que el enemigo de los barcelonistas no esta en casa?", reza el mensaje.

 

En la conversación, el agente ofrece al exdirigente el teléfono del presidente del Mónaco, pero este le dice que no hace falta: "Gracias por pasármelo, pero como vistes, ni técnicos ni Presi lo querían. Como has visto la opción era Dembélé".

"No tengo muy bien valorados a vuestros técnicos, espero estar equivocado y que vaya todo bien", le responde Minguella, que cuatro años después ha visto confirmado su pronóstico: Mbappé ha crecido más que Dembélé.