El asalto al Capitolio hizo que numerosas figuras deportistas, incluso competiciones enteras como la NBA, rechazaran los actos. Quien también criticó estos actos fue la futbolista estadounidense Megan Rapinoe, quien además es conocida por su activismo social.

Rapinoe publicó en sus redes numerosas críticas, no solo a los actos de aquellos que estaban asaltando el Capitolio, a quienes denominó como "terroristas domésticos estadounidenses", sino que también arremetió contra la actuación de las fuerzas del orden.

 

"Bien bien bien. Este es un oficial de policía tomando una selfie con un terrorista nacional que ha asaltado el Capitolio. Proteger y servir es exactamente lo que está haciendo este oficial", criticó la futbolista.

 

Ahora que la Selección Nacional Femenina de Estados Unidos ha vuelto a reunirse, algo que no ocurría desde que se inició la pandemia en marzo, ha vuelto a opinar ante los medios sobre la invasión de seguidores de Donald Trump al Capitolio .

"Como pienso, comienza y creo que estamos a casi una semana del 6 de enero, lo que ciertamente y con razón vivirá en los ecos de la historia estadounidense para siempre. Es sorprendente lo horrible que fue y lo loco que fue. Fue por el clima en nuestro país que tenemos a nuestros líderes políticos, nuestro principal líder político, incitando a una insurrección real, asesina y mortal contra su propio gobierno, contra su propio pueblo, contra su propio partido", ha comenzado asegurando Rapinoe

"Ver a donde hemos llegado en estos últimos cuatro años es devastador. Espero que esto haya sido la prueba definitiva para que mucha gente se dé cuenta de verdad de que si estamos así es porque nunca hemos asimilado lo que en realidad es nuestro país", ha añadido.

"Esto es EEUU, no nos equivoquemos. Hemos mostrado nuestros verdaderos colores. No es la primera vez que vemos una mafia asesina así. Desencadenar una turba de supremacía blanca no es nada nuevo en los EEUU, como bien sabe la gente de color, ya sean negros o morenos", ha continuado explicando.

La futbolista ya ha manifestado en varias ocasiones su rechazo hacia Donald Trump y hacia los mensaje que este hacía ya que no incluyen a todos los ciudadanos de Estados Unidos. Sin embargo, Megan confía en que esto sirva para aprender, para seguir aprendiendo, puesto que los acontecimientos de prácticamente el último año han supuesto un punto clave.

"Me emocionó un poco al hablar de eso. Tengo un gran orgullo y respeto por tantas personas que atraviesan su viaje y aprenden y crecen y se sienten más cómodas hablando sobre las cosas. Lo que vimos durante el verano y durante la pandemia con las protestas, es de esperar que se abran los ojos de mucha gente. Sobre todo, a mis compañeros blancos. De hecho, es nuestra responsabilidad estar en unidad con nuestros compañeros de equipo negros para hacerles sentir que este es un espacio abierto para hablar sobre las cosas", ha señalado.

Durante la rueda de prensa también le preguntaron sobre la imagen de una mujer con la sudadera de 'USWNT' que estaba con los asaltantes, un tema con el que Rapinoe fue muy tajante. "El escudo de Estados Unidos no debe confundirse con nada que tenga que ver con la supremacía blanca, cualquier cosa que tenga que ver con la administración Trump, cualquier cosa que tenga que ver con esa cultura divisoria que vimos en el Capitolio. No te consueles pensar que la cresta es sinónimo de eso o el rojo, blanco y azul o las estrellas que tenemos encima. Queremos crear y seguir creando un lugar que sea inclusivo, seguro y diverso para nuestros fanáticos y para que nuestros jugadores jueguen frente a y para que la gente lo vea en la televisión y los medios de comunicación lo cubran. No traigas esa mierda aquí", ha zanjado la futbolista.