Tras defender los colores de algunos de los mejores equipos del viejo continente como el Real Madrid, el Atlético o el Chelsea, amén de ahora jugar para la Juventus, Álvaro Morata tiene muy claro dónde quiere retirarse.

En el micrófono de 'Cope', el delantero madrileño aseguró que, en un futuro, la última camiseta que querría vestir es la del Getafe: "Me gustaría que la última camiseta que vistiese fuera la del Getafe, aunque no está ahora como para ir a retirarse".

"Tengo muy buena relación con el presidente y con toda la gente del año que estuve allí. Era un chaval que andaba perdido por la vida, salí del Atlético de Madrid y estuve a punto de irme a jugar al Zona Norte. Gracias a ellos, hoy soy jugador", explicó Morata, que durante su infancia jugó una temporada en las categorías inferiores del conjunto azulón.

Dadas las bromas que surgieron en torno a los "sueños" de Álvaro, el Leganés, uno de los equipos españoles con el departamento de prensa más ingenioso, ha tirado de sarcasmo tras salir a la luz las palabras de Morata.

El cuadro pepinero ha subido una imagen a sus redes sociales en la que se puede ver cómo están fijando la serigrafía en la camiseta local con las siguientes letras: "Mor...". Además, a la fotografía le acompaña un curioso mensaje: "La vida da muchas vueltas... Nosotros por si acaso la vamos preparando".

 

Bromas aparte, a Morata no le hacen ninguna gracia las insinuaciones sobre su falta de credibilidad cuando afirma que el Atlético es el equipo de sus amores, y así lo ha querido hacer ver. Es difícil de explicar. Me molesta que cada cosa que digo haya que hacer una noticia. Nunca he dicho que estuviera mal en el Atlético. Simeone merece todos mis respetos. Mi mujer no me aguanta ya de ver tantos partidos del Atleti y celebrar los goles. Me alegro de que les vaya bien".

"Siempre se tiene un equipo desde que eres pequeño y yo soy y seré del Atlético. Quiero que quede muy claro que estoy agradecido al Atleti", añadió el '9'.

A su vez, sobre su periplo en el Real Madrid, Morata afirma no arrepentirse de ello ni guardar rencor por su falta de oportunidades: "No tengo ninguna espinita con el Madrid porque si no hubiera jugado allí no hubiera estado en la Juve o en el Atlético".