Después de que equipos como el Swansea o el Rangers hayan decidido dejar a un lado las redes sociales tras el aluvión de insultos y críticas volcados a sus jugadores por distintos internautas anónimos, a Jürgen Klopp le preguntaron en rueda de prensa por el caso y le pidieron un consejo para otros jugadores.

El entrenador del Liverpool, en un discurso marcado por la serenidad y rotundidad con la que se explaya, analizó los problemas derivados de las redes sociales y de su mal uso.

"Con las redes sociales en general tenemos obviamente un problema desde hace mucho que no hemos sabido arreglar. La gente puede esconderse en cualquier cuenta y decir lo que quiera. Ese es el problema", inició el técnico 'red'.

"Creo que hay que solucionarlo en este planeta lo antes posible tanto como cualquier tipo de racismo. Deberíamos pararlo. Si alguien usa las redes sociales, yo no lo hago... No puedo hablar así sobre el racismo. Obviamente no en esta situación. No tengo mucha idea sobre las redes sociales y el impacto que tienen, para ser honesto", ha añadido el teutón.

Seguidamente, se ha querido poner él mismo de ejemplo: "He sido muy criticado a lo largo de mi vida como os podéis imaginar. No recientemente, pero probablemente hace no mucho. Lo que he aprendido y el consejo que puedo dar es el siguiente: la gente no te conoce, la gente no está interesada realmente en ti, la gente no te quiere ayudar con sus críticas. No les escuches, no les escuches".

 

"Ellos necesitan ese foro, esa situación para hacer ese tipo de cosas. Así es como funciona el acoso, cómo te atacan y te critican. Si puedes cortarlo cuanto antes, ese sería mi consejo a los jugadores", explica Klopp, señalando directamente a aquellos 'trolls' que parecen que basan su existencia en criticar a los demás.

"Todo lo demás, para ser honesto, no lo entiendo mucho y no entiendo realmente la necesidad de las redes sociales. Claro que tiene cosas buenas, pero muchas de las cosas no son importantes. Creo que, como ser humano, si puedes acabar con esto sería un gran paso hacia la buena dirección", ha zanjado Jürgen Klopp, dando una nueva lección de humanidad y civismo.