Las declaraciones de Quique Setién afirmando que a Leo Messi "no se le puede cambiar", llamándole de "muchacho", han levantado una enorme polémica. Tal ha sido el calado que, al igual que el cántabro ha hablado, desde el vestuario blaugrana también ha salido un flujo de información.

Durante 'El Chiringuito', José Álvarez contó en primicia algunas anécdotas que se dieron durante la estancia de Setién en el Camp Nou, y que no gustaron mucho a la plantilla.

Uno de ellos ocurrió el 24 de junio, día en el que cumple años Leo Messi. Tras jugar el día anterior frente al Athletic, viniendo de una gran carga de partidos con anterioridad, el argentino quiso celebrar su aniversario con algunos compañeros en casa.

Sin embargo, el por entonces técnico culé programó un entrenamiento a primera hora del día siguiente, hecho que desencantó a los jugadores: "No gustó nada en el vestuario que Setién pusiera un entrenamiento que no estaba previsto a las 9 a.m. el día después del cumpleaños de Messi".

A su vez, ya sobre temas internos del equipo, Álvarez señaló: "En el vestuario del Barça nadie quería a Setién y se decía que Sarabria se creía Guardiola".

Paralelamente, el periodista apuntó otro episodio relacionado con Messi y la forma de entrenar dle cántabro, teniendo este cierta similitud con el que acaeció años atrás entre Rafa Benítez y Cristiano Ronaldo: "Setién intentaba explicar a Messi cómo controlar la pelota. Le decía que perdía demasiados balones porque arriesgaba mucho".