Estos Unidos se volvió a manchar de vergüenza después de lo acaecido en el Torero Stadium este miércoles. En el partido que enfrentaba al San Diego Loyal frente al Phoenix Rising, Collin Martin, jugador local, recibió insultos homófobos por parte de un rival.

Por si fuera poco, el colegiado del partido expulsó a Martin tras confundirse con el autor de los insultos.

Su entrenador, el mítico Landon Donovan, ex del Bayern de Múnich y de LA Galaxy, saltó al césped para hablar con el árbitro y pedirle la corrección en la amonestación y la expulsión del rival.

"Yo interpreté mal porque Collin está acusando a Flemmings de llamarle 'gay'. Le escuché decir algo, y lo interpreté como que él le estaba llamando así", le dijo el trencilla a Donovan, que rápidamente le expresó: "Entonces le escuchaste cuando le llamó gay, ¿vas a expularle?".

 

Ante la sorpresa del técnico estadounidense, el árbitro le espetó que no iba a cambiar su decisión: "No, te estoy explicando que yo escuché a tu jugador llamar gay a Flemmings y por eso lo expulsé".

Entre tanto, Schantz, entrenador rival, trataba de calmar a Donovan por el bien de sus intereses: "Vamos, hombre, no hagas un problema de esto".

"¿Cómo que no haga un problema de esto? Debemos erradicar esto de nuestro deporte", le respondió el exfutbolista, que obtuvo una sorprendente réplica: "¡Esto no tiene nada que ver con el racismo!".

"No es racismo, le están llamando gay. Es homofobia", expresó contundentemente Donovan, que añadió: "No puedo pasar por esta m***** otra vez. Esto no pasó la semana pasado. La homofobia y el racismo no tienen lugar en nuestro deporte. Si no lo expulsas, probablemente no seguiremos jugando el partido".

 

Y así fue, el colegiado no revocó su decisión y el San Diego Loyal, que ganaba 3-1 el partido, abandonó el terreno de juego en solidaridad de Collin Martin.