Tras la victoria del Manchester United al Tottenham por 3-1, el post-partido dejó polémicos cruces de declaraciones. Tras el encuentro, José Mourinho criticó contundente a Ole Gunnar Solskjaer después de que éste acusara a Heung-Ming Son de engañar al árbitro por exagerar un manotazo que invalidó el gol de Cavani tras ser revisado en el VAR. "Si mi hijo se queda tendido durante tres minutos y necesita que sus 10 compañeros le ayuden a levantarse, no obtendrá comida", dijo el entrenador noruego tras el encuentro.

Al técnico portugués no le gustaron nada las palabras del entrenador de los Red Devils y así lo manifestó en rueda de prensa. "Porque,y ya le dije a Ole esto porque lo conocí hace apenas unos minutos, si soy yo, diciéndole al jugador A, B o C de otro club que, si fuera mi hijo, no le daría la cena esta noche, ¿cuál sería la reacción de eso?", señaló Mourinho.

El entrenador de los Spurs salió en defensa del jugador surcoreano y dejó un dardo a Solskjaer. "En relación con eso, solo quiero decir que Sonny tiene mucha suerte de que su padre sea mejor persona que Ole. Soy padre. Creo que, como padre, siempre debes alimentar a tus hijos. No importa lo que hagan. Si tienes que robar para alimentar a tus hijos, robas. Estoy muy, muy decepcionado", afirmó.

Mourinho acabó muy decepcionado e incluso la tomó con los periodistas al no preguntarle sobre ese aspecto. "Como decimos en Portugal, el pan es pan y queso y es queso. Ya le dije a Ole lo que pensaba sobre sus comentarios y estoy muy decepcionado de que en cinco, seis, siete preguntas ignoréis las dimensiones de ese comentario", concluyó.