Lo que sucedió este domingo en una iglesia de Liverpool nunca antes lo habíamos visto. Un cura, en plena misa, sacó una bufanda del Everton y se la puso al cuello.

Todo ocurrió al enterarse que su equipo, el Everton, había ganado en Anfield, estadio del Liverpool, su máximo rival, tras 22 años de sequía.

Y este párroco no pudo aguantar la euforia. Después de consultar el resultado en su teléfono móvil, sacó la bufanda del Everton e incluso hizo sonar el himno del club.

"Me he encontrado esta bufanda en la iglesia hoy, no sé quién la ha traído, pero me parece muy apropiada para el día de hoy", comentó, en una imagen que ya es viral en las redes sociales.

 

El cuadro de Carlo Ancelotti se llevó la victoria en casa del eterno rival por dos tantos a cero. Richarlison y Sigurdsson fueron los goleadores del equipo del que es hincha este cura, que se ha convertido en el protagonista inesperado de la Premier este fin de semana.