El quinto partido de la serie entre Los Angeles Clippers y los Dallas Mavericks acabó en paliza para los angelinos. No hubo color. Esta vez Luka Doncic no fue suficiente.

Eso sí, el esloveno volvió a ser protagonista. Fue víctima de una acción que muchos han calificado como antideportiva en la NBA. Marcus Morris pisó el tobillo en el que había sufrido molestias en los últimos partidos.

Una acción muy polémica ya que el balón en ese momento no estaba en juego y parece que Morris se acerca a Doncic con la intención de buscar ese tobillo maltrecho.

 

Tras el encuentro, Morris se defendió. "Pensar que trato de hacer daño a otros jugadores es una locura", afirmó el de los Clippers, molesto con las preguntas sobre el pisotón.

Y Doncic también se pronunció sobre el incidente. "Espero que no me pisara aposta", señaló el ex del Real Madrid. Sus 22 puntos y 8 rebotes fueron insuficientes para