Una estrella del deporte no solo se mide por lo que hace en un partido, sino también por su impacto fuera de la propia disciplina. Para Luka Doncic, el partido contra Los Angeles Lakers en el Staples Center no fue uno más, pero no solo por lo deportivo.

El base de los Dallas Mavericks pudo conocer a Kris Zudich, un joven esloveno de 22 meses que padece una rara enfermedad genética llamada atrofia espinal muscular. Doncic ha ayudado a que la familia del joven recaude más de dos millones de dólares para luchar contra esa enfermedad.

 

Antes del Lakers-Mavericks, Doncic saludó a Kris y a sus padres, Mateo y Anna, en la cancha del Staples. La familia se encuentra en el hospital Ronald Reagan y quiso agradecer su ayuda a Doncic.

"Luka quería conocer a Kris, aunque no pudo quedarse a ver el partido porque su sistema inmune no es fuerte", aseguraba la madre al periodista Brad Townsend en el Dallas Morning News. Diversas personalidades eslovenas, entre las que se encuentra Doncic, han apoyado la recaudación de fondos de la familia en su lucha contra esta enfermedad.

En el plano deportivo, los Mavericks lograron imponerse a Los Angeles Lakers por 100-114, comandados por un soberbio Doncic (27 puntos, 10 asistencias y 9 rebotes) que dejó incluso un triple en la cara de LeBron James.