C/2020 F3 NEOWISE está dejando unas imágenes espectaculares en los cielos de todo el mundo. Se trata del cometa más brillante en décadas, con una magnitud que se situará este fin de semana en torno al 3,5. NEOWISE es el gran superviviente de este año, puesto que los dos cometas que le antecedieron (ATLAS y SWAN), no lograron pasar el examen del sol.

Es posible ver el cometa hasta finales de este mes, pero hay que tener en cuenta que el mejor momento para hacerlo será mañana, 23 de julio, debido a que estará más cerca que nunca de la Tierra. Si bien el cometa ha hecho cambiar la hora en la que verlo —en un principio se veía al amanecer, hasta que en la segunda mitad de julio se empezó a ver a partir de una hora después del atardecer—, su facilidad para ser disfrutado a simple vista también ha aumentado con el paso del tiempo.

No obstante, a partir del 24 de julio los prismáticos van a ser prácticamente imprescindibles. Como explica la NASA, el cuerpo celeste se está elevando cada vez más por encima del horizonte. Este hecho provoca que las personas que están en latitudes más bajas lo vean volar más bajo. Pero en el caso de países como España, que se encuentran en el hemisferio norte, el cometa se ve cada día un poco más arriba.

Otro punto muy importante para disfrutar del C/2020 F3 NEOWISE es la ubicación. Encuentra un lugar alto y despejado en el que situarte. Hazlo entre las 21:00 y las 22:00 horas, para asegurarte de que estás presente cuando haya atardecido —si quieres saber a qué hora se pone el sol en tu provincia, puedes usar este buscador—. También debes de tener en cuenta que la contaminación lumínica es el principal enemigo de este tipo de espectáculos. Si vives en la ciudad, a ser posible aléjate a las afueras, donde el impacto de las luces sea menor.

 

Como señala el Real Observatorio Astronómico de Madrid, mira hacia el Noroeste y utiliza la Osa Mayor como referencia. No obstante, el cometa "está perdiendo brillo" muy rápidamente, como se muestra en un historial de la Base de Datos de la Observación de Cometas. Este cometa tarda unos 6.800 años en dar una vuelta alrededor de su órbita, como explica la NASA. Si quieres verlo, no pierdas la oportunidad porque, como señala la agencia espacial en el artículo mencionado anteriormente, "no volverá a pasar en muchos millones de años".