Centímetros Cúbicos » Híbridos y Eléctricos

Para impulsar el coche eléctrico en España

El sector del automóvil dice sí al coche eléctrico: quieren 340.000 puntos de carga en 2030

El coche eléctrico llegará de una vez por todas en 2035, y para entonces España quiere tener 340.000 puntos de carga.

Plan 34000 puntos de recarga

Newspress Plan 34000 puntos de recarga

Publicidad

El coche eléctrico está listo para quedarse, pero para su correcto asentamiento es necesario un contexto apropiado y adecuado. Consciente de ello es la asociación de fabricantes de vehículos y camiones conocida como Anfac que, junto la asociación de concesionarios Faconauto, propone la gestación de una red de carga mucho más avanzada y completa conformada por 340.000 puntos y lista en elaño 2030.

Para cumplir dicho objetivo, se requiere de una inversión cercana a los 6 millones de euros y una considerable multiplicación sobre los 11.517 puntos de carga que existen hoy en día en España. De esta forma, se conseguiría escalar muchos puestos en los que a movilidad eléctrica se refiere en Europa, donde nuestro país se sitúa en la cola.

Y es que con la cada vez más clara tendencia a la alta del coche eléctrico, el mercado requiere de un ecosistema funcional y capaz de asumir esta gran oleada que se intensificará al mismo tiempo que se acerque el año 2035. Mientras que otros países cercanos como Alemania, Italia o Francia llevan un ritmo alto de electrificación, España padece un atraso trascendente.

Y es que mientras que España representa un 12% de territorio electrificable, tan solo cuenta con un 3% de recarga establecida. Para ponerle punto y final a esta situación y cumplir en 2030 con el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, Anfac y Faconauto proponen lo que se conoce como Mapa de despliegue de puntos de recarga.

Para crearlo, se ha desarrollado un método con el que se puede planificar y monitorizar el avance de la infraestructura de recarga de acceso público. Esta se divide por comunidades autónomas, provincias y diferentes zonas divididas por nivel de intensidad de presencia de vehículos. Para establecer el reparto, se ha recurrido a datos capaces de prever el parque eléctrico por provincia de aquí a 2030.

Su distribución estará basada en una división por ratios. La primera propone un punto de más de 50 kW de potencia por cada 100 vehículos eléctricos; uno de más de 150 kW y otro de más de 250 W por cada 1.000 coches eléctricos. Además, se ha tenido en cuenta las intensidades medias diarias por tramo de vía y provincia, la presencia de un punto de carga de más de 250 kW por cada 100 km de vía, la cuota de vehículos eléctricos sobre el total del parque automovilístico de cada provincia y que el tiempo de espera para recargar no sea superior al del vehículo que ya se esté abasteciendo.

Sea como fuere, la solicitud está sobre la mesa, y ahora requieren de una hoja de ruta por parte del Gobierno para poder fijar el rumbo hacia el objetivo. Y es que al fin y al cabo no queda más remedio tanto a las marcas como a los diferentes gobiernos que dar luz verde al proyecto, ahora solo falta ver cómo.

Publicidad