Centímetros Cúbicos » Híbridos y Eléctricos

Daimler se asegura el suministro prácticamente hasta 2030

El inicio del futuro eléctrico de Mercedes cuesta 20.000 millones de euros en celdas para baterías

Daimler apunta a que solo en producción y ensamblado de baterías se espera destinar más de 1.000 millones de euros y 10.000 millones de euros en la expansión de la gama eléctrica de Mercedes-Benz Cars.

El inicio del futuro eléctrico de Mercedes

Agencias El inicio del futuro eléctrico de Mercedes

Publicidad

La industria automotriz ya ha marcado su primera hoja de ruta para los años venideros y la mayoría de los fabricantes se imaginan que, a mitad de la próxima década, gran parte de su gama estará protagonizada por modelos electrificados. En el caso de Daimler, si bien no se espera que tenga una transición abrupta hacia este futuro con baterías, la firma de la estrella que está bajo su paraguas sí quiere asegurarse el suministro necesario para no quedarse desprovista en el caso de optar por una estrategia comercial más agresiva.

Según la propia Mercedes-Benz, el plan desemboca en que para el año 2022 el fabricante de Stuttgart espera tener hasta 130 versiones de sus vehículos (más de diez vehículos totalmente eléctricos alimentados por baterías o por pilas de combustible) con algún tipo de electrificación hasta cubrir todas sus líneas de producto, desde su representante entre los urbanitas, el Smart, hasta los vehículos comerciales, con la Mercedes eVito ya hace tiempo rodando por las carreteras de Alemania.

Daimler anunciaba esta misma semana que se ha asegurado el suministro baterías después de adquirir celdas por valor de 20.000 millones de euros, elementos que serán empleados para los vehículos que se producirán en distintas configuraciones, tanto híbridas como eléctricas, cubriendo las necesidades que tendrá Daimler hasta el año 2030. El grupo alemán no ha aclarado la cantidad de celdas que han comprado, por lo que es difícil estimar el número de vehículos que planean equipar con este tipo de sistemas eléctricos.

Desde Mercedes-Benz apuntan a que solo en producción y ensamblado de baterías se espera destinar más de 1.000 millones de euros, labores que se destinarán a ocho factorías en tres continentes distintos.

En la planta de Kamenz, Alemania, el trabajo ya ha comenzado, algo que será seguido por las futuras dos plantas más que Mercedes-Benz Cars tendrá en Stuttgart-Untertürkheim, una en la fábrica de la compañía en Sindelfingen, una en Pekín (China), una en Bangkok (Tailandia) y otra en Tuscaloosa (EE.UU.). Con ello se espera satisfacer la demanda global de vehículos eléctricos de una manera flexible y eficiente. Con todo ello, Mercedes quiere que las ventas de vehículos eléctricos con batería crezcan hasta llegar a suponer el 15-25% de sus ventas totales en el año 2025.

Publicidad