Centímetros Cúbicos » Híbridos y Eléctricos

Una ventaja de los coches eléctricos

La actualización de software del Audi e-tron que quiere acabar con el punto flaco del coche eléctrico

Audi acaba de anunciar una nueva actualización de software para los Audi e-tron capaz de aumentar su autonomía

La actualización de software del Audi e-tron que quiere acabar con el punto flaco del coche eléctrico

Audi La actualización de software del Audi e-tron que quiere acabar con el punto flaco del coche eléctrico

Publicidad

Tal y como apunta la senda a la que se ha inscrito la industria automovilística por la legislación actual, el futuro más inmediato estará protagonizado, fundamentalmente, por el coche eléctrico. Con esta premisa, es necesario un contexto adecuado para poder componer un parque automovilístico conformado, principalmente, por vehículos eléctricos. En la actualidad, ni los tiempos de carga, ni la infraestructura para abastecerlos ni la autonomía son idóneos, motivo por el que Audi ha decidido tomar cartas en el asunto y mejorar la autonomía del e-tron por medio de una actualización de software.

Concretamente esta actualización será para los vehículos fabricados en 2019 y 2020, la cual ya estaba presente en los modelos 55 e-tron hace dos años. Sin embargo, la casa de los cuatro aros quiere proporcionar un trascendente empuje a su gama eléctrica de la mano de esta capacidad de mejora por medio de la actualización del software, claro indicio de que irá a más.

Y es que aunque los Audi e-tron con actualización de software puedan ser interpretados como un arma de doble filo, puesto que se exponen a quedarse obsoletos una vez que no admitan más mejoras, es posible, de momento, alargar su usabilidad y mejorarla. Así lo demuestra Audi con este incremento de la autonomía sustancial pero que marca un antes y un después.

Concretamente, la autonomía de los Audi e-tron fabricados en dicho periodo de tiempo aumentará en 20 kilómetros, lo que supone un incremento aproximado del 5% de capacidad. Además, la actualización también mejora la gestión del motor eléctrico delantero.

Para ser más exactos, ahora el Audi e-tron hace responsable de la propulsión del coche en el modo de conducción normal al propulsor posterior. Para mejorar la eficiencia, en esta situación el motor eléctrico delantero está prácticamente desconectado y apagado, actuando tan solo en situaciones de alta demanda de potencia.

Por otra parte, la actualización del software también está destinada a mejorar la refrigeración. Así, la gestión térmica que consta de cuatro circuitos separados, regula la temperatura de los componentes del sistema de alto voltaje de manera más eficaz reduciendo el caudal en los circuitos de refrigeración, disminuyendo así el consumo de energía.

Publicidad