La DGT ha vuelto a informar de una de las grandes estafas que circulan por Internet desde hace algún tiempo y que en estas fechas, coincidiendo con el mayor número de desplazamientos, resurge para intentar cazar a posibles incautos. Esta estafa consiste en un correo electrónico que simula tener como remitente a la Dirección General de Tráfico y que notifica una supuesta infracción por exceso de velocidad que conlleva una multa de 1.530 €.

El email cuenta con la imagen corporativa de la DGT e incluso incluye el logotipo del Ministerio del Interior, por lo que cualquiera podría pensar que es auténtico y que verdaderamente el organismo se ha puesto en contacto nosotros. En el texto se puede leer el falso acta de la denuncia indicando el punto exacto de la inexistente infracción captada por un radar, e invita a pinchar un enlace para ver la foto y descargar la denuncia. VER VÍDEO DE ARRIBA.

Te puede interesar: La DGT podría haber impuesto miles de multas ilegales con radares mal programados

Los radares, los ya conocidos radares, han demostrado ser uno de los instrumentos más efectivos en la lucha contra el exceso de velocidad, una de las principales causas de siniestralidad en nuestras carreteras. El uso de estos dispositivos por parte de las autoridades parece, no obstante, fruto de un afán recaudatorio en algunos casos, poniendo en duda el verdadero propósito de éstos aparatos tan complejos como efectivos cuando están bien empleados.

Y es que, en ocasiones, la DGT utiliza de forma incorrecta sus radares, bien sea por despiste o por negligencia en sus procedimientos. Es precisamente lo que denuncia estos días Automovilistas Europeos Asociados (AEA): determinados radares de la DGT ubicados en carreteras convencionales están imponiendo miles de sanciones ilegales al no estar correctamente programados por parte de las autoridades.