Centímetros Cúbicos » Competición

Centímetros Cúbicos

Joaquim Moutinho y la sorpresa del Rally de Portugal de 1986

Joaquim Moutinho y la sorpresa del Rally de Portugal de 1986

JoaquimMoutinhoRallyPortugal1986.jpg

Centímetros Cúbicos Joaquim Moutinho Rally Portugal 1986

Publicidad

Desde hace décadas, el mundial de rallies es coto privado de los equipos oficiales. Raramente un equipo privado puede llegar a desafiar a las grandes marcas y todos los recursos que echan en sus programas de competición. Ocasionalmente, alguna máquina altamente competitiva cae en manos de algún piloto especialmente capaz y se obra el milagro. Otras... la historia hace que ocurra lo imposible. El Rally de Portugal de 1986 es uno de los mayores ejemplos del segundo caso. El Rally de Portugal siempre se caracterizó por la pasión de los aficionados que acudían a los tramos para ver el evento en directo. Hordas de seguidores del mundial de rallies se agolpaban a los lados del camino... y en muchas ocasiones también delante de los pilotos. En la época dorada de los rallies en los años 80, con el Grupo B, no era inusual ver que las máquinas de competición iban prácticamente abriéndose paso entre un mar de seres humanos. Como tal, las imágenes del Rally de Portugal se mantienen en la memoria colectiva como algunas de las más espectaculares de la historia del campeonato. Pero en el evento de 1986, la historia tomó otros derroteros. En los países del sur de Europa, el control del público no se había tomado con la misma seriedad que en otros lugares y en el primer tramo del rally en Lago Azul, el piloto local Joaquim Santos sufrió una salida de pista que terminó con el fallecimiento de tres espectadores, dos de ellos niños, además de la friolera de más de treinta heridos.

RallyPortugal1985.jpg
Rally Portugal 1985 | Centímetros Cúbicos

La dirección del evento no informó a los pilotos de lo ocurrido y el rally prosiguió con normalidad. En una época donde la comunicación era mucho más lenta que hoy en día, los competidores no tuvieron forma de descubrir la situacion sin haber sido informados por parte del organizador. Cuando Ford se enteró de lo ocurrido, retiró a sus pilotos de la competición. Los dirigentes del equipo de la marca del óvalo consideraban que la situación se había vuelto insistenible y había que actuar en consecuencia, cancelando el rally por completo. Finalmente y tras reunirse los representantes de los varios equipos oficiales participantes en el mundial de rallies, se llegó al acuerdo de retirarse de la competición, independientemente de lo que decidiera la organización, a modo de protesta. Esto es, a pesar de contar con opiniones distintas. Peter Ashcroft, director del equipo Ford, fue el más vocal en contra de la disputa del rally, mientras que John Davenport de Austin lamentaba el hecho de retirarse pero apoyaba la moción. La situación se volvió algo más tensa al involucrar a los dirigentes de las otras marcas. Jean Todt, director de Peugeot, se mostró en contra de la retirada y llegó incluso a calificar a los portugueses como "africanos de piel blanca" refiriéndose a su poco orden y falta de comprensión de los estándares de seguridad vistos por el francés como algo moderno y europeo. Aún así, al final Todt dejó la decisión en manos de sus pilotos, que optaron por no competir. Tampoco estaba a favor de la retirada Cesare Fiorio, de Lancia. Al final, la organización sí canceló seis tramos pero no el rally, que siguió adelante a partir de la décima especial, sin los pilotos oficiales y solo con los privados.

RallyPortugal1986Peugeot.jpg
Rally Portugal 1986 Peugeot | Centímetros Cúbicos

Joaquim Moutinho se impuso sin los coches oficiales en competición en 27 de los 39 tramos restantes, dominando el rally a placer y siendo profeta en su tierra. A bordo de su Renault 5 Turbo y a pesar de no ser un habitual en el mundial ya que de hecho a lo largo de su carrera deportiva solo tomó parte en eventos del mundial en Portugal, logró una victoria histórica. Aprovechándose de la ausencia de los grandes pilotos y equipos, Moutinho se convirtió en el último piloto en ganar con un coche de tracción trasera en el mundial, siendo el único piloto más allá de Jean Ragnotti en ganar con el mítico 5 Turbo. Tras él, su compatriota Carlos Bica llegó en segunda posición a más de trece minutos pilotando un Lancia 037 privado. La tercera posición fue ya algo más especial, con Giovanni Del Zoppo pilotando un Fiat Uno Turbo. Habría seis pilotos portugueses entre los diez primeros y un espectacular total de 20 entre los 35 que terminaron. Algo sin precedentes en la historia del mundial de rallies. Moutinho se convirtió así en el primer piloto portugués en ganar una prueba del mundial de rallies y en el noveno piloto privado en obtener una victoria global. Después él, solo cinco pilotos más han replicado su éxito, siendo el último de ellos Mads Østberg, que consiguió ganar en 2012 en una prueba en la que los coches oficiales tuvieron todo tipo de problemas. ¿Donde fue? Evidentemente, en el Rally de Portugal.

Publicidad