Es jueves 10 de noviembre por la mañana y la Real Casa de la Moneda se viste de gala para celebrar uno de los actos más esperados del año. La presentación de la campaña de la Lotería de Navidad va mucho más allá de lo que es el dato, la cantidad de los premios, la preparación del sorteo: de la mano de todo ello viene la presentación del anuncio de la Lotería de Navidad, que cada año busca sorprender apelando a las emociones más viscerales. En 2022, la campaña se ha presentado de manera diferente, y en lugar de tener un solo anuncio se han presentado tres, que se emitirán en televisión, y por ahora dos cuñas publicitarias para radio aunque, seguramente, en los próximos días serán más.

Cada una de ellas cuenta una historia diferente y una de ellas es la de Julia, protagonista (aunque solo aparezca en la última escena) de 'Tres orquídeas', la primera de las tres. "Es una historia que ensalza los valores del ser humano, la generosidad, la bondad... el altruismo", asegura a laSexta la actriz Mónica Caballero, que interpreta a Julia. "Yo creo que la Navidad nos trae estos valores, que ya estaban en aquella película, 'Qué bello es vivir', tan navideña", afirma, sonriente y feliz tras haber participado en el 'spot' navideño. "De alguna manera, estas historias están ensalzando estos valores, que sacan lo mejor del ser humano", añade, sin dejar de recordar que ya existen "muchas cosas por las que no nos sentimos cómodos", razón por la cual es importante "sacar lo mejor de nosotros".

'Tres orquídeas' narra la historia de un hombre que, por error, se encuentra un décimo de la Lotería de Navidad con el reverso escrito: "Para Julia Tres Orquídeas". Cuando llega el día 22 de diciembre, ese mismo hombre, consciente de que la papeleta no le correspondía, se entera de que su número es el premiado con el Gordo, y es aquí donde llegan las contradicciones del ser humano. En esta situación, se pone a buscar alguna información que le indique a quién puede pertenecer el décimo y termina encontrando una floristería llamada 'Las tres orquídeas', regentada por una señora llamada Julia. Es ella.

Con el décimo encima, coge su coche y llega hasta el lugar donde se encuentra el establecimiento de plantas y, al encontrarse frente a una administración de Lotería, vuelve la disyuntiva. Pero la bondad es lo que acaba por ganar: entra en la tienda, llama a Julia, que en ese momento se encuentra en el almacén, y le deja el décimo premiado con el Gordo sin decir nada, sin dejar siquiera que le vea el rostro. "Maravilla pura", asegura Caballero, refiriéndose al momento en el que Julia recibe el décimo después de haberlo perdido.

 

La oportunidad de "trabajar las emociones"

Lo cierto es que cada año los anuncios de la Lotería de Navidad suscitan mucha expectación, con más o menos interés —ya nunca será nada como el año del bar de Antonio— , y casi durante días se sigue hablando de estos 'spots'. Pero para los que participan en la grabación, también tiene algo diferente: "El anuncio de la Lotería es uno de los más deseados para hacer por los actores. Son historias bonitas, y como actriz te da la oportunidad de trabajar a un nivel que no es vender algo", asegura a laSexta Caballero, visiblemente emocionada por su participación en el 'spot'.

"Se trabajan las emociones, el compromiso... no la venta, sino la emoción que nos une", afirma, recalcando, además, la felicidad que le supuso que la llevaran, para la grabación, a "un paraje maravilloso en Asturias" junto a otros "compañeros divinos". "Lo mío no es un trabajo, es un disfrute", asegura. Al preguntarle cuál de las tres historias es su favorita, Caballero no tiene ninguna duda: "La mía, me encanta, porque la he vivido, ya forma parte de mí", responde. Y si bien las otras dos historias no las había visto hasta que se publicaron, asegura que le encanta, en especial el momento en el que en 'Vika', la española le dice a su compañera extranjera la palabra "amiga": "¡Ay, qué bonito!".