La tasa de paro en España está a la cabeza en Europa. Quizás entre los lectores hay algunas de las personas afectadas por los ERES, ERTES y las restricciones laborales por el COVID y quieran una cita previa para solicitar ayudas y prestaciones por desempleo. No obstante, el primer paso para poder pedir cualquier tipo de ayuda es siempre lo que conocemos como 'apuntarse al paro', es decir, inscribirse como demandante de empleo en el Servicio Estatal Público de Empleo (SEPE).

Tradicionalmente el trámite de darse de alta en el paro siempre se había hecho de manera presencial en la oficina del servicio público de empleo que nos correspondiera según nuestro domicilio. No obstante, debido al COVID, no todas las oficinas están disponibles para citas presenciales y muchas admiten el registro online. La información sobre las oficinas por comunidades autónomas se puede consultar aquí.

Si se opta por apuntarse en el SEPE a través de internet necesitaremos disponer de algún medio para identificarnos. Este tipo de trámites exigen un alto grado de seguridad para evitar los fraudes. Si queremos darnos de alta en el paro a través de la web del SEPE, podemos usar la Cl@ve PIN o el DNI electrónico. Además, estos trámites necesitan contar con nuestra firma. El certificado digital ya sirve para dicho fin, aunque si hemos accedido a través de la clave y el usuario será necesario contar con una firma certificada en la nube.

En este caso, dentro de la web te redirigen a la sección de emisión de certificados. De nuevo debes indicar la Cl@ve y te envían un SMS al móvil con un código para poder confirmar.

Suena complicado, pero en realidad el proceso es bastante intuitivo. Apuntarse al paro, sellarlo a los pocos meses y renovar o anular una prestación es algo sencillo de hacer por internet.

Documentación necesaria para apuntarse al SEPE

Debes tener en cuenta cuál es la documentación necesaria para poder apuntarse al paro:

Documento de identificación (DNI) y en el caso de ser extranjero también un permiso de residencia y/o trabajo.

También tendremos que proporcionar la tarjeta de la seguridad social (en el caso de ser extranjero este documento se aportará si ha trabajado antes en España)

Los justificantes de titulación profesional o académica, en el caso de que tengamos alguno.

Por cierto, los residentes en Ceuta o Melilla, tiene que inscribirse como demandante de empleo en la oficina del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) que le corresponda por su domicilio, con la documentación indicada en el párrafo anterior.

Una vez dados de alta en el sistema, nos harán una breve entrevista sobre nuestra experiencia y capacidades para así poder orientarnos mejor en la búsqueda de empleo. Para ello, debes tener contigo también toda la documentación que te haga más fácil la tarea de demostrar tu valía. Ten en cuenta que este servicio tiene como finalidad buscar activamente un nuevo empleo, por lo que si se rechaza alguna oferta a través de este canal nos arriesgamos a perder la prestación en le caso de que la estemos recibiendo.

¿Qué documentos necesitas para apuntarte al paro?

Justificante de titulación profesional

Documentación acreditativa de la formación

Documentación acreditativa de la experiencia laboral

Otros documentos (permiso de conducir, carnés profesionales, habilitaciones, etc.)

Cómo sellar el paro por internet

Como demandantes de empleo tendremos una serie variada de obligaciones, pero hay una que es fundamental y es mantener activa la demanda, lo que se conoce como 'sellar el paro'. Para ello, una vez inscritos como demandantes de empleo, recibiremos una cartilla en la que se nos especificarán las fechas de las renovaciones.

Según informan desde la propia web del Sepe, durante la inscripción, además, nos darán las instrucciones necesarias para acceder a la renovación por internet dependiendo de los servicios de empleo de la comunidad autónoma en la que nos encontremos, en donde se nos proporcionará un usuario y contraseña para poder acceder al sistema. Por regla general, hace falta disponer de DNI digital o certificado digital expedido por la Fábrica de Moneda y Timbre para realizar este trámite.

El día de la renovación solo tendremos que acceder al servicio de empleo con nuestro usuario y contraseña y realizar la renovación. Es importante imprimir o descargar en PDF el mensaje de confirmación de la renovación, donde se especificará la fecha y la hora de la renovación y guardar a buen recaudo este documento por si en algún momento nos fuera requerido para alguna aclaración.

Te recordamos que es obligatorio renovar la demanda de empleo para recibir los servicios asociados a esta o percibir la prestación si tienes derecho a ella.

Obligaciones por estar apuntado al paro

Retomando el asunto de las obligaciones de los solicitantes de empleo, estas se refieren a un "compromiso de actividad" y pueden resumirse en lo siguiente:

• Estar en búsqueda activa de empleo

• Asistir a las entrevistas de trabajo que te proporcionen los Servicios de Empleo.

Aceptar un empleo siempre que resulte adecuado y sea afín a tu perfil profesional y circunstancias personales.

Sellar la tarjeta del paro DARDE de forma periódica, en el día establecido.

Acudir al SEPE y a los Servicios de Empleo Autonómicos cuando se solicite.

• Informar sobre las posibles actualizaciones de tu situación profesional y personal como, por ejemplo, un viaje al extranjero, un accidente o un cambio de domicilio.

Ventajas de ser solicitante de empleo

Si después de todo te lo sigues preguntando, aquí te dejamos seis razones para apuntarse al SEPE:

1. Acceso a cursos gratuitos. Seguro que has escuchado eso de que no hay plazas, pero no es cierto. Te invitamos a que hagas la prueba. Los distintos Servicios de Empleo ofrecen muchos y variados cursos y además en algunos de ellos puedes hacerte con un certificado de profesionalidad y acceder a una bolsa de empleo.

2. Las empresas reciben bonificaciones e incentivos por contratarte.

3. Acceso a los planes de empleo autonómicos y locales.

4. Ser considerado como parado de larga duración, con el acceso a las prestaciones correspondientes.

5. Descuentos y tarifas especiales por ser desempleado.

6. Mantener la asistencia sanitaria. Se mantiene mientras se cobra la prestación o algún subsidio por desempleo, pero una vez agotadas las ayudas hay que estar apuntado al paro para conservarla y no perder derechos.