GEOPARKEA

La Rasa Mareal y los acantilados del Flysch, un tesoro natural de la costa de Euskadi

Geoparkea, el geoparque de la costa vasca, es uno de los destinos naturales más espectaculares de nuestro país. Te contamos por qué.

La Rasa Mareal y los acantilados del Flysch, un tesoro natural de la costa de Euskadi

La Rasa Mareal y los acantilados del Flysch, un tesoro natural de la costa de Euskadi Pixabay

Publicidad

STORIES

El Geoparque de la Costa Vasca forma parte de la Red Europea y Mundial de Geoparques desde el año 2010 y, desde 2015, es también Geoparque Mundial de la UNESCO, estos reconocimientos nos advierten de antemano de la espectacularidad de importancia de este pequeño geoparque enclavado entre el mar Cantábrico y las montañas vascas que afecta a solo tres municipios: Zumaia, Mutriku y Deba.

La espectacularidad de este geoparque salta a la vista pero lo cierto es que lo más valioso que hay en él, lo que hace que geólogos de todo el mundo lo visiten regularmente, está en su suelo, tierra adentro y es que los diferentes estratos de su tierra explican algunos de los acontecimientos más importantes ocurridos en la Tierra.

Ruta del Flysch
Ruta del Flysch | Pixabay

¿Cuál es el mejor modo de conocer Geoparkea, el Geoparque de la Costa Vasca? Hay dos fenómenos geológicos que son los grandes protagonistas del parque, la rasa mareal y el flysch ¿sabes qué son? La rasa mareal es un ecosistema complejo que sólo se puede ver cuando la marea está muy baja pues surge al pie de los acantilados, a primera vista es soprendente porque parece un terreno de piedra pero lo es más si cabe cuando te acercas y descubres en él estrellas de mar o pulpos; tanto el municipio de Deba, cocretamente en la playa de Sakoneta, como el de Matriku, nos ofrecen la posibilidad de descubrir la rasa mareal, se organizan incluso visitas guiadas pero ten en cuenta dos cosas: la primera es que no podrás verla cuando tu quieras sino cuando la marea lo permita y la segunda es que, para disfrutarla, debes llevar calzado cómodo y antideslizante porque caminarás todo el tiempo sobre rocas a veces húmedas.

¿Y el flysch? Es un fenómeno geológico no solo espectacular a la vista, que también, sino de espectacular importancia: las diferentes capas verticalizadas del flysch han permitido comprender fenómenos tan lejanos en el tiempo y complejos como la extinción de los dinosaurios; el destino imperdible del Geoparkea, si hablamos del flysch, es la playa de Itzurun en Zumaia aunque también te sorprenderá su imponencia en Sakoneta, donde además la rasa mareal es más extensa que en ningún otro lugar. Otra visita casi obligada es la de la playa de Saturraran, no solo porque aquí puedes ver el flysch negro sino porque estas son las capas más antiguas de Geoparkea.

Geoparkea
Geoparkea | Pixabay

El mejor modo de ver los acantilados del flysch es en barco, puedes disfrutar de una excursión que va de Zumaia a Matriku pasando por Deba y te permite no solo maravillarte ante los acantilados del flysch sino conocer parte de la historia de estas tres localidades: descubrirás la importancia de la construcción naval en Zumaia, del comercio en Deba y, en Matriku no sólo sabrás de la importancia de la pesca de ballena en su día sino que descubrirás su casco histórico que goza de la declaración de Conjunto Monumental; tampoco debes dejar de visitar el museo Nautilus en esta misma localidad porque expone una vistosa colección de ammonites gigantes que se sacarosn de los acantilados del flysch.

...

También te puede interesar...

Playas cerca de Bilbao para disfrutar del verano

Viajestic » Espectacular

Publicidad